La tasa de criminalidad en Paterna se reduce a la mitad en la última década tras caer 30 puntos

Los actos de celebración, ayer, presididos por el delegado del Gobierno. / lp
Los actos de celebración, ayer, presididos por el delegado del Gobierno. / lp

La Policía Nacional celebra el 40 aniversario de la Comisaría del municipio con los datos más bajos en robos de toda la serie histórica

MARINA COSTA PATERNA.

40 años no se cumplen todos los días y ayer la Comisaría de la Policía Nacional (CNP) de Paterna festejó sus cuatro décadas de historia con los índices más bajos en materia de criminalidad. Paterna es en la actualidad uno de los municipios más seguros de la Comunitat Valenciana. La tasa de criminalidad se ha reducido a la mitad en la última década. En 2007, se encontraba en 60,1 delitos por cada mil habitantes. En 2012, la cifra bajó a 41,6. En el primer trimestre de 2018, la tasa ha seguido descendiendo, hasta llegar a los 32,5 delitos por cada mil habitantes.

Estos datos los desgranó ayer el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Morgues, durante los actos conmemorativos de la Comisaría de Paterna, junto al Jefe Superior de Policía, José Javier Cuasante y el alcalde, José Antonio Sagredo.

Moragues aprovechó para felicitar a los agentes que conforman la plantilla. «Gracias a su trabajo los índices delictivos siguen reduciéndose cada año en este municipio. En 2017, el total de delitos sigue manteniéndose en la misma línea de años anteriores en el sentido de reducción de la delincuencia, con una bajada del -3,72 %».

También recalcó que Paterna «tiene una tasa de criminalidad de las más bajas de la Comunitat, situándose en la última estadística del primer trimestre de 2018 en 32,5 delitos por cada mil habitantes. Frente a la media de la Comunitat, que es de 45,9 delitos por cada mil habitantes, significa que Paterna está cerca de 14 puntos por debajo».

Si se compara con la media en España, «que es de 44,1 delitos cada mil habitantes, Paterna sigue estando por debajo en 12 puntos». Por tanto, es «la más baja de toda la serie histórica».

En el primer trimestre de 2018 han caído de nuevo todos los delitos; robos con fuerza, especialmente los robos en viviendas (-16,7%) o los hurtos con violencia e intimidación (-26,7%). También han descendido un 40% los delitos contra la libertad sexual en el municipio.

Las sustracciones de vehículos se han reducido un 33%, pasando de 21 del año pasado a 14 este año. Los delitos relacionados con el tráfico de drogas también han caído a la mitad. Eso sí, la especialidad que sigue aumentando en este ejercicio, tal como se esperaba, son las infracciones de tipo económico a través de internet, que suelen ser de escasa entidad pero muy diversificadas.

En el área de Participación Ciudadana de esta Comisaría, además de llevar a cabo un aumento importante del número de actuaciones, cifrado en el 13,3 %, la actividad se ha centrado especialmente en el Plan Director para la mejora de la Seguridad y Convivencia en los centros escolares, llegando a 24 de los 29 colegios que existen en Paterna. El 82,75% del alumnado ha participado en actividades preventivas y de formación.

La atención directa al ciudadano en el ámbito de la Seguridad Ciudadana, a través de actuaciones operativas policiales, ha superado con creces las 6.000 intervenciones. Dicha atención se ve diariamente reforzada por la Policía Local de Paterna, que participa en la casi totalidad de dispositivos elaborados.

La Comisaría de Paterna se crea amparada por la Orden de 16 de febrero de 1.978, en la que se regula la distribución territorial de la Policía Gubernativa, lo que motivó la aparición de multitud de nuevas dependencias por todo el territorio nacional.

Para conmemorar el 40 aniversario se está trabajando en una exposición fotográfica y se realizará un recuerdo especial de los principales casos atendidos. Especialmente reseñable fue la muerte, a manos del Grapo, de un teniente de Policía Nacional destinado en Paterna, Emilio García Martínez, en 1983.

El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, anunció la concesión a la Comisaría de la Policía Nacional de Paterna de la Insignia de Oro de la Villa, la más alta distinción del municipio, en reconocimiento a la gran labor que realiza, convirtiendo a Paterna en una de las ciudades más seguras de la Comunitat. El primer edil obsequió al Cuerpo con una Torre en miniatura, en nombre de todos los paterneros y paterneras, como homenaje a «la encomiable labor y ejemplaridad de los 105 agentes que conforman el Cuerpo Nacional de Policía de Paterna».

Fotos

Vídeos