El Supremo confirma que la Emshi tendrá que pagar dos millones a Manises por el canon

El Tribunal no admite a trámite el recurso presentado por la entidad metropolitana y el Ayuntamiento afirma que el importe servirá para cubrir deuda

MARINA COSTA MANISES.

El Tribunal Supremo no ha admitido finalmente a trámite el recurso presentado por la Emshi (Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos) a la sentencia que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana emitió el pasado mes de febrero, obligando a la Emshi a pagar al Ayuntamiento de Manises más de dos millones de euros.

Esta resolución judicial del TSJ, «que resulta favorable a los intereses del Ayuntamiento de Manises», reconoce el derecho de la Corporación a recibir el canon que se decidió suprimir en diciembre del año 2011 por albergar la planta potabilizadora, y que la Emshi decidió anular «indebidamente», según resaltaron fuentes del Consistorio manisero.

Hay que recordar que en el año 2006 la Emshi acordó el establecimiento de un canon anual de 957.065 euros, a repartir entre los municipios de Manises y Picassent, por albergar las instalaciones hídricas en sus términos municipales, puesto que estas dotaciones no son «para suministro exclusivamente local, sino que forman parte de la red metropolitana de abastecimiento», según recalcó el Ayuntamiento de Manises ayer en un comunicado.

En 2006 se acordó un pago anual a repartir entre Manises y Picassent por albergar la potabilizadora

«El trabajo que desde el actual equipo de gobierno se ha estado llevando a cabo desde entonces, en esta cuestión, ha sido una prioridad para el Consistorio porque el importe recibido irá, en su mayor parte, al pago de deuda del Ayuntamiento» según manifestó ayer el alcalde de Manises, Jesús Borràs.

El primer edil explicó al respecto que esta resolución «cierra un largo proceso judicial de más de cinco años y es, por lo tanto, una muy buena noticia para nuestro municipio por el ingreso de estos dos millones de euros y porque judicialmente se nos da la razón».

La mayor parte de la cuantía se destinará, por tanto, para reducir deuda municipal, que actualmente «es de 13,5 millones de euros, aunque ha ido bajando de los 16 millones con los que nos encontramos al llegar al ejecutivo».

El primer edil aplaudió que esta «compensación anual que legalmente nos corresponde se abone al Ayuntamiento, tal y como ha sucedido en el caso de Picassent, municipio que también ha llevado a cabo esta reclamación judicial y que inició un poco antes que nosotros».

Fotos

Vídeos