Una sentencia avala el cierre de la sede de Ca la Mare

Usuarios de la asociación protestan en la sede. / lp
Usuarios de la asociación protestan en la sede. / lp

A. DASÍ CATARROJA.

El juzgado del contencioso administrativo número 2 de Valencia ha dado la razón al Ayuntamiento de Catarroja del cierre de la sede de la Asociación Ca la Mare y ha denegado la suspensión cautelar de la medida. El Consistorio precintó las instalaciones de la organización humanitaria el pasado 16 de enero, al considerar que «no tenía licencia para ejercer la actividad», que consiste en el reparto de alimentos entre familias necesitadas, ni «un plan de emergencias». No obstante, la semana pasada, la administración local levantó el cierre y permitió entrar a la sede aunque no continuar con sus tareas.

En el recurso, se apelaba a la vulneración del derecho fundamental a la inviolabilidad del domicilio y el derecho de asociación y, a este respecto, la juez considera que «el ejercicio de la actividad que constituye el fin de la asociación es un corolario, pero no el centro de debate».

La sentencia recoge que «frente al derecho de la recurrente a ejercer la actividad debe prevalecer el interés general a que cualquier actividad se ejerza de acuerdo con la legislación vigente, que exige estar en posesión del título que habilite dicho ejercicio, pues solo así puede producirse el adecuado control por parte de las autoridades» y añade que «la parte actora, y salvo lo que resulte de la instrucción del procedimiento, no ha acreditado ni indiciariamente estar en posesión de dicho título».

Fotos

Vídeos