Los robos desaparecen en Fuente del Jarro en lo que va de año al aumentar las identificaciones

Una patrulla del servicio de vigilancia, en una calle del polígono. / lp
Una patrulla del servicio de vigilancia, en una calle del polígono. / lp

El servicio de vigilancia del parque empresarial pone a 51 personas a disposición policial, un 25% más que en el trimestre del año pasado

MARINA COSTA PATERNA.

El primer trimestre de 2018 en el polígono Fuente del Jarro ha registrado cero robos. Esta cifra confirma el efecto fundamentalmente disuasorio que está teniendo la campaña de identificación y control que se está llevando en el polígono, día y noche, para mantener a raya a vándalos y amigos de lo ajeno.

Durante este periodo, el servicio de vigilancia del parque empresarial ha puesto a «51 personas a disposición policial por conductas manifiestamente sospechosas», lo que supone un 25% más que en las mismas fechas del año anterior.

El dispositivo de vigilancia privada ha realizado durante este año «una intensa labor para continuar ejerciendo con éxito su papel disuasorio contra posibles robos en esta zona empresarial». Dentro de la estrecha colaboración que mantiene con la Policía Nacional y Local, en el presente año los encargados de la vigilancia han desarrollado «51 identificaciones de personas que han tenido como resultado su puesta a disposición policial». Este dato «es sensiblemente superior al del ejercicio anterior, que se saldó con una media de 12 situaciones mensuales en las que fue necesario poner a disposición judicial a las personas identificadas».

La presencia de vehículos de vigilancia es permanente en Fuente del Jarro, con un mínimo de tres coches patrulla en horario nocturno. La petición de identificación se da cuando los vigilantes observan «situaciones manifiestamente sospechosas que les llevan a requerir información de personas observadas».

A veces se les pide identificación y «se niegan a hacerlo o no justifican su presencia de manera coherente, y entonces se requiere la presencia policial para que sea ésta la que tome las medidas oportunas».

En ocasiones se identifica a estas personas por conducción temeraria o por «comportamientos incívicos que en sí mismos ya puede ser susceptibles de ser considerados delitos contra la seguridad vial, entre otros».

La seguridad de Fuente del Jarro es «uno de los servicios mejor valorados por los empresarios de Fuente del Jarro, como demuestran las encuestas de satisfacción que desarrolla la Asociación de Empresarios Asivalco, ya que además su labor no sólo se limita a prevenir robos en las empresas».

Son los propios vigilantes las personas que a menudo orientan o colaboran activamente en caso de que se produzca una emergencia. «Son los primeros en llegar al lugar donde se produce un accidente e, incluso, desarrollan atención médica de primeros auxilios si es necesario hasta la llegada de los servicios sanitarios».

Los vehículos van equipados con desfibrilador y desde 2011 han desarrollado 36 intervenciones sanitarias. El año pasado atendieron en más de una veintena de accidentes de circulación registrados en Fuente del Jarro, afortunadamente sin que hubiera que lamentar víctimas.

El número de robos en el polígono lleva prácticamente siete años de descenso. En este tiempo, el servicio de vigilancia ha realizado más de 1.200 identificaciones, de las cuales cerca de 70 terminaron en detenciones policiales. En el año 2017 se produjeron casi una decena de robos y se atendieron más de 1.700 alarmas.

Fotos

Vídeos