Quart aprueba más de 50 beneficios fiscales y congela los impuestos y tasas de 2018

El Ayuntamiento reduce un 60% el IBI en pisos de alquiler social gestionados por entidades públicas para incentivar los arrendamientos

M. COSTA QUART.

El pleno del Ayuntamiento de Quart de Poblet ha aprobado el paquete de ordenanzas reguladoras y ordenanzas fiscales para el ejercicio de 2018, en el que se recogen más de 50 beneficios fiscales para la ciudadanía, entre exenciones y bonificaciones en el pago de los impuestos y tasas municipales, que tienen un marcado carácter social y que «premian» a quienes apuestan por la sostenibilidad con medidas como la instalación de energías renovables o el uso de vehículos no contaminantes.

Todas las obligaciones fiscales, incluido el IBI, quedan congeladas. El concejal de Hacienda y Empresas Públicas, Bartolomé Nofuentes, incidió ante el pleno en que «las ordenanzas se sustentan en un modelo de equilibrio, en el que se ejerce limita la presión fiscal y se distribuye de forma equitativa para que aporte quien más tiene con el objetivo de que tenga más el que más lo necesita, a la vez que se asegura el desarrollo de los programas y de los servicios municipales dirigidos a la ciudadanía».

Entre las novedades en cuanto a los beneficios fiscales, destaca la bonificación en el IBI de un 60% para viviendas destinadas a alquiler social, gestionadas por entidades de titularidad pública, como una forma de promover este tipo de arrendamiento en beneficio de las personas más desfavorecidas.

Se unen a las contempladas para familias numerosas, para viviendas de protección oficial o equiparables, o por instalación de sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de energía solar, entre otras. El Ayuntamiento tiene, además, en el caso de este impuesto, una línea de ayudas para poder sufragarlo. En el Impuesto sobre el Incremento del Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía) se establece, por primera vez, «una bonificación de entre el 60% y el 20%, en función del valor catastral del suelo, cuando se trate de herencias de vivienda habitual a favor de ascendientes, descendientes y cónyuges/pareja de hecho, evitando que se renuncie al bien al heredarlo por ser demasiado costoso».

Se eliminan también los intereses de demora en caso de prorrogar la transmisión de una vivienda urbana por fallecimiento de un familiar, así como se reducen los trámites burocráticos en estos casos.

Tras «el esfuerzo realizado en el ejercicio pasado para la modificación de buena parte de los textos e, incluso, la creación de algunas ordenanzas nuevas, con el objetivo de adaptarlas a las nuevas realidades» con criterios de sostenibilidad, medio ambiente, equidad, inclusión social y transparencia, que definen el modelo de ciudad inteligente o 'smart city', se mantienen las cláusulas de contenido medioambiental, en las que se prima el uso de las energías renovables en impuestos como el IBI, el IAE y el que grava las construcciones, instalaciones y obras, en el que además se bonifica en un 90% «cuando la actuación tenga como objetivo la mejora de la accesibilidad para personas con diversidad funcional».

Finalmente, en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, se establece una bonificación del 75% de la cuota para vehículos eléctricos o que utilicen exclusivamente combustibles no contaminantes, como gas licuado, gas natural, biocarburantes o hidrógeno. El resto de vehículos, con emisiones de hasta 120g/km de CO2 tendrán una reducción de la cuota del 30%. En este sentido, el ayuntamiento está incorporando ya a su parque móvil vehículos eléctricos.

El consistorio mantiene también «el apoyo a la iniciativa emprendedora con una bonificación del Impuesto sobre Actividades Económicas para quienes inicien cualquier actividad empresarial» durante los cinco años siguientes a la conclusión del segundo periodo impositivo de desarrollo de esa idea de negocio. El Ayuntamiento permite agrupar los recibos de vencimiento periódico y pagarlos en diez cuotas mensuales sin intereses.

Fotos

Vídeos