«No se nos puede tachar de insolidarios en Paterna con cuatro centros de menores aquí»

El pleno donde se votó a favor de la suspensión cautelar de licencias hasta elaborar un informe urbanístico. / lp
El pleno donde se votó a favor de la suspensión cautelar de licencias hasta elaborar un informe urbanístico. / lp

El alcalde confirma que ya están suspendidas las licencias en suelo privado y recalca a Compromís que si no están «a gusto en el pacto de Gobierno se pueden marchar»

MARINA COSTA PATERNA.

El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, afirmó ayer que «no se nos puede tachar de insolidarios en Paterna con cuatro centros de menores aquí, dos de ellos a cargo del presupuesto municipal y con un gasto anual de 300.000 euros al año». El primer edil socialista afirmó ayer a LAS PROVINCIAS que el municipio acoge a más de 200 jóvenes repartidos en cuatro centros especializados, situados en La Coma, La Canyada, Campamento y Alborgí, además de varios pisos tutelados.

Sagredo también recordó que su primera decisión como alcalde fue poner en marcha dos comedores escolares abiertos «todos los días del año para que ningún niño o niña de Paterna pasara hambre».

Por todo ello, «la solidaridad del pueblo de Paterna no puede ponerse en entredicho bajo ningún concepto porque no es verdad. Como alcalde tengo que defender a unos vecinos que no han tenido información en ningún momento y cuando no hay información, hay miedo y rechazo. Este problema podría haberse evitado si la Conselleria hubiera informado desde el primer momento a los vecinos y, sobre todo, al Ayuntamiento que tampoco sabía nada al respecto».

Altura de miras

Sagredo, que confirmó ayer que la suspensión temporal de las licencias en suelo privado es efectiva desde este lunes, con la publicación del acuerdo plenario en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), señaló que «una cosa es la discreción lógica en este tipo de casos y otra que ni siquiera el alcalde sepa de qué va un proyecto previsto en su municipio».

«Lo importante ahora es tener altura de miras y buscar una solución conjunta. La información y coordinación entre administraciones es fundamental por el bien de todos», destacó el primer edil.

También en la misma línea, el representante socialista recordó que «la carta de participación ciudadana aprobada recientemente por unanimidad de las asociaciones, recoge que cualquier modificación urbanística debe pasar por un proceso de participación, lo fomentó el propio Compromis, por lo que no tiene sentido que ahora se nieguen», en relación a la consulta vecinal contemplada en la moción aprobada en el pleno. «Yo creo que siempre es bueno preguntar a los vecinos sobre asuntos del municipio que les atañen».

«Espero realmente que esto sirva para que, a partir de ahora, se planifique y se gestione de una manera coordinada. La desinformación fomenta el miedo, y eso es lo que ha pasado en La Canyada y Alborgí con el anuncio de la llegada de un centro de menores y otro de drogodependientes y discapacitados psíquicos».

El alcalde también fue claro a la hora de valorar las fricciones que han desgastado estos días el Pacto del Batà con sus socios de Gobierno, en relación a este asunto y la polémica generada. Así, indicó, respecto a Compromís, que «si no están a gusto en el Gobierno, se pueden marchar. Al principio de la legislatura estuvimos un año solos al frente de la Corporación y, si se van, seguiremos trabajando por Paterna, tal y como hemos hecho hasta ahora». Sagredo ya alertó la semana pasada de que si el concejal de Urbanismo, Carles Martí, (Compromís) incurría «en prevaricación, dando licencias sin poder hacerlo, será expulsado del actual gobierno». También señaló que «si realmente miran por los intereses de Paterna, impulsarán los otros dos acuerdos aprobados en la moción, es decir, el de realizar un estudio urbanístico y articular un proceso de participación vecinal, que en menos de tres meses, podría estar solucionado».

Recordó además «que el concejal de Compromís de Servicios Sociales hace un año cerró una casa tutelada en el barrio de Santa Rita donde había una decena de menores porque no era rentable económicamente. Entonces, ¿de qué estamos hablando?. Hay que ser serios con este asunto y buscar una solución que tenga en cuenta a todas las partes implicadas».

Más

Fotos

Vídeos