Los Presupuestos Generales del Estado olvidan reclamaciones «históricas» de l'Horta

Parte del municipio de Mislata y la avenida de la Paz. / lp
Parte del municipio de Mislata y la avenida de la Paz. / lp

Paterna y Mislata critican la falta de dotación para conexiones pendientes como las de Fuente del Jarro o la pasarela de la avenida de la Paz

MARINA COSTA VALENCIA.

Poblaciones de l'Horta como Paterna y Mislata criticaron ayer que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 no contemple dotaciones para acometer conexiones «históricas» pendientes como la mejora de los accesos a la segunda fase del polígono industrial Fuente del Jarro o la pasarela peatonal de la avenida de la Paz de Mislata. El Ejecutivo paternero calificó ayer de «ridículo» y «claramente insuficiente» el dinero que el Gobierno central «ha destinado a la ciudad de Paterna, dejando fuera de las cuentas estatales, una vez más, reivindicaciones históricas del municipio como son la inversión en el Parque Fluvial del Turia, que sigue siendo pasto de incendios, o la mejora de los accesos a la segunda fase de Fuente del Jarro», unas conexiones «fundamentales que Paterna y más de 500 empresas llevan reclamando desde hace años».

Tras la negativa de consignar presupuestariamente «la realización de las conexiones adecuadas para uno de los polígonos más importantes de Europa y que se encuentra al 100% de su capacidad, la construcción de este segundo túnel de Fuente del Jarro que vamos a proyectar se ha convertido en una infraestructura más que necesaria». Desde el Ejecutivo paternero temen que, «a estas alturas del año en que nos encontramos, ni siquiera se ejecutarán esos pírricos tres millones de euros contemplados para las obras de ampliación de la N-220, ya que no se ha presupuestado ni un 4% del total de la obra».

Por su parte, el PP de Paterna destacó ayer que el Ministerio de Fomento tiene previsto para el desdoblamiento de la N-220, que une el aeropuerto de Manises con la V-30, y que conecta Fuente de Jarro «una inversión global de 76,5 millones de euros, de los que 3 millones se han consignado para el ejercicio 2018, previendo, además, destinar 20 millones de euros para 2019, y 32 millones para 2020».

En Mislata seguirá pendiente «la ansiada pasarela peatonal que debe unir el casco urbano con el barrio de la avenida de la Paz», al no figurar entre las inversiones del Estado para 2018. Se trata de un puente peatonal con carril bici que discurriría sobre el cauce del Turia, junto al puente de la A-3, y que es «una reivindicación histórica de Mislata». En 2011, Carlos Fernández Bielsa, firmó en Madrid «un acuerdo con el entonces ministro de Fomento, José Blanco, pero llegó el PP a la Moncloa y nuestro proyecto fue condenado al olvido», denunció ayer.

Hasta ahora, la única manera de ir desde Mislata hasta la avenida de la Paz, junto al término de Xirivella, es usando vehículo particular o el autobús municipal que da servicio al cementerio. Mislata lleva «años reivindicando la construcción de una pasarela que dé acceso al cementerio, al polígono industrial y a la avenida». La última vez fue el 26 de octubre de 2016, con motivo de la presentación de las alegaciones al proyecto de ampliación de la V-30.

El Gobierno sí consigna nueve millones de euros para el túnel de conexión de la A-3 con la circunvalación y la ampliación del tercer carril en Alboraya.

La electrificación de la línea C-3 queda sin dotación. El alcalde de Xirivella, Ricard Barberà, calificó ayer de «burla» y «barbaridad» la ausencia de mejoras largamente esperadas. «En el caso de Xirivella, las expectativas del transporte público son especialmente desalentadoras. No hay inversiones en la C3 y tampoco para el transporte metropolitano de Valencia, que podría mejorar la conexión con los municipios de alrededor», subrayó.

Fotos

Vídeos