La Policía Local de Paterna halla más de 3.000 palés en una nave «sin medidas de seguridad»

En equilibrio. Circulaba con una enorme torre de palés por carretera. / lp
 Detección. Varios agentes de la Policía Local acudieron al almacén donde el conductor llevaba los palés para venderlos y localizaron más de 3.000 unidades apiladas en unas instalaciones que carecían de las «necesarias medidas de seguridad», según confirmaron fuentes policiales. :: lp
En equilibrio. Circulaba con una enorme torre de palés por carretera. / lp Detección. Varios agentes de la Policía Local acudieron al almacén donde el conductor llevaba los palés para venderlos y localizaron más de 3.000 unidades apiladas en unas instalaciones que carecían de las «necesarias medidas de seguridad», según confirmaron fuentes policiales. :: lp

Los agentes localizaron la instalación tras detener al conductor que ahora se enfrenta a una pena de prisión por circular con veinte unidades sobre la furgoneta

MARINA COSTA PATERNA.

La conducción temeraria de una persona que portaba sobre su furgoneta una torre de palés por la carretera en dirección al polígono Fuente del Jarro ha permitido a la Policía Local de Paterna localizar una nave en la que se almacenaban más de 3.000 palés «careciendo de medidas adecuadas para la protección y extinción de incendios».

Cuando los agentes se personaron en las instalaciones a las que acudía el conductor que el pasado 30 de enero hacía equilibrios por la N-220, con más de veinte palés sobre la baca de su vehículo, e inspeccionaron la empresa no hallaron «los documentos o contratos del personal laboral, ni de registros de movimientos y/o seguimiento de las transacciones económicas en cuanto a compra/venta». Tampoco «estaba en regla la documentación administrativa relativa a licencia ambiental para poder desempeñar dicha actividad», según detallaron ayer fuentes policiales.

La teniente de alcalde de Seguridad, Nuria Campos, explicó que el resultado de dicha inspección ha sido trasladado a los distintos departamentos y organismos administrativos que entiendan de cada una de las materias, no solo para determinar las posibles infracciones en las que sus responsables «hayan podido incurrir, sino para determinar la propuestas de cierre cautelar tanto en cuanto se subsanen las deficiencias observadas en cuando a la documentación exigible para el desarrollo de dicha actividad».

El Consistorio ha solicitado el cierre «cautelar» de la firma hasta subsanar «las deficiencias observadas» El alcalde dio instrucciones para identificar al temerario conductor 'cazado' en un vídeo

También se solicitará la «correcta adecuación del edificio en lo que a medidas de protección y extinción de incendios se refiere, dada la trascendencia que ello pudiera tener para las empresas colindantes».

La inspección ocular realizada por los agentes comprobó que los más de 3.000 palés se acumulaban en enormes torres que prácticamente tocaban el techo de la nave y que arrojaban un volumen de 669 metros cúbicos.

El Comisario Jefe de la Policía Local, Rafael Mestre, ha informado del resultado de todas estas pesquisas e intervenciones llevadas a cabo al alcalde del municipio, Juan Antonio Sagredo, quien dio instrucciones precisas para identificar a este conductor que el pasado 30 de enero circulaba con una auténtica torre de palés por carretera. Este hecho fue registrado en un vídeo difundido en redes sociales, que el propio alcalde publicó también para tratar de localizar a este temerario conductor.

«Acabo de dar instrucciones a la Policía Local de Paterna para que investigue lo sucedido y denuncie al conductor por esta temeridad, ocurrida en nuestro término municipal, que ha puesto en peligro la seguridad vial de todos», relataba el primer edil en su perfil.

Esta persona circulaba por la N-220, en dirección al polígono industrial Fuente del Jarro, con una veintena de palés que duplicaban la altura del vehículo que los transportaba.

La rápida actuación policial permitió no solo identificar al autor de «tan temeraria conducción», sino que tras las diligencias a prevención realizadas por los agentes, por un presunto delito contra la seguridad vial, se ha concluido con una sentencia penal mediante la que se condena al conductor «a una pena de 4 meses de prisión y 8 meses de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores».

Este hecho ha conducido finalmente a la Policía Local hasta la empresa ubicada en el polígono donde el dueño de la furgoneta referida «había procedido a vender los palés transportados, motivo por el que se procedió a realizar la oportuna inspección, con la que se ha podido determinar que en la misma se dedicaban a la compra/venta y arreglo de palés» y que en la instalación se acumulaban más de 3.000 «sin las suficientes medidas de seguridad».

Análisis de la matrícula

Tras analizar el vídeo e identificar la matrícula, la Policía Local averiguó que este mismo conductor había sido parado e identificado, hacía justo una semana, por otra incidencia relacionada con el vehículo. Al parecer, esta persona, «vecina de otra población, recogía de manera asidua palés para revenderlos en empresas del polígono».

Tanto la Policía Local como la Guardia Civil abrieron ayer diligencias por un presunto delito contra la seguridad vial y también la correspondiente vía administrativa.

El riesgo que generó este conductor fue «muy alto. Un frenazo podría haber provocado un desplazamiento o una caída de los palés en plena carretera y podría haber causado un accidente de gravedad».

Estos elementos «podrían haber caído incluso a la V-30, cuando el vehículo pasaba por la intersección en dirección al polígono. Esta carga es cuanto menos temeraria ante cualquier maniobra», según detallaron en aquel momento fuentes policiales.

Fotos

Vídeos