La plantilla del servicio de limpieza de Catarroja convoca una huelga indefinida

Infraestuctura de recogida de residuos de Catarroja. / LP
Infraestuctura de recogida de residuos de Catarroja. / LP

El Ayuntamiento insta a los responsables de la empresa a negociar mientras los trabajadores protestan por el bloqueo del convenio colectivo

ITZIAR SILVESTRE CATARROJA.

El Ayuntamiento de Catarroja busca atajar mediante la negociación la huelga indefinida anunciada ayer por la plantilla de la empresa municipal de limpieza y la consecuente interrupción de los servicios de recogida de basura en el municipio.

Si no se consigue el acuerdo, los trabajadores de la empresa encargada del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras municipal cesarán su actividad, a partir del próximo 23 de septiembre, en protesta por «el bloqueo» del convenio colectivo que les da cobertura y por unas condiciones económicas que consideran «muy precarias».

Los motivos de la huelga se dieron a conocer en un comunicado emitido ayer por Comisiones Obreras, en el que denunciaban «la cerrazón» de la empresa encargada, adjudicataria del servicio municipal, en la negociación del convenio colectivo, «así como un inmovilismo que está dificultando alcanzar un punto de acuerdo». El sindicato aclaraba que la única pretensión de esta movilización es «defender el derecho básico de toda persona trabajadora a unas condiciones laborales y económicas dignas, deterioradas por una crisis que no ha provocado la clase trabajadora». Horas después de que Comisiones Obreras (CC.OO.) emitiera el comunicado, el Consistorio pidió a la empresa y a sus trabajadores iniciar una vía de negociación para llegar a un acuerdo que desbloquee la huelga indefinida convocada por la plantilla. El equipo de gobierno se reunió ayer tarde con los responsables de Valoriza, después de que los sindicatos solicitaran la intervención del Ayuntamiento. En la reunión, los representantes de Catarroja instaron a los responsables de la empresa a negociar con la plantilla, con el fin de llegar a un consenso acorde a las condiciones laborales reivindicadas por la administración.

Mediación

De momento, tanto la empresa como los trabajadores acudirán a un acto de mediación laboral el próximo lunes, según comunicó ayer el Ayuntamiento. Según argumentan fuentes del equipo de gobierno, el Consistorio ha heredado un contrato con Valoriza, que recibe por el servicio de limpieza diaria y recogida de basura 2 millones de euros anuales. Un contrato que se firmó en 2006 con una vigencia de veinte años.

El Ayuntamiento recuperó el año pasado la prestación del 100% del servicio (que había sido recortado en la legislatura anterior) para mejorar la limpieza y la recogida de residuos a la población.

El Ayuntamiento remarcó la defensa de los derechos laborales por parte de la Administración local y recordó que, desde 2015, los contratos que se firman incorporan cláusulas sociales para que las condiciones de trabajo sean «dignas», así como que seguirá las negociaciones y pedirá a ambas partes que cumplan la legalidad con el fin de que el conflicto laboral no afecte a un servicio esencial para la población.

A la espera de que los trabajadores y el patronato de la empresa concesionaria se reúnan el próximo lunes con la mediación del Ayuntamiento, queda la incertidumbre en la población sobre la continuidad del servicio de limpieza y recogida de residuos a partir del próximo día 23 de septiembre.

A este respecto, la plantilla lamentó las molestias que puede generar esta huelga indefinida, pese a considerar que la responsabilidad de la situación corresponde a la empresa. Si el lunes no hay acuerdo, la siguiente cita será la concentración del día 20, convocada frente al Ayuntamiento.

Fotos

Vídeos