Picassent cierra el año con 1,6 millones de superávit que destinará a inversiones

El proyecto que más destaca es la reforma de la ermita y de su entorno, además de proyectarse también mejoras en los polígonos industriales

A. D. PICASSENT.

El Ayuntamiento de Picassent ha cerrado el año 2017 con un superávit de más de 1,6 millones de euros que se destinarán a inversiones, entre las que destaca la reforma integral de la Ermita y su entorno. Esto ha sido posible, como señalan desde el equipo de Gobierno socialista gracias a la deuda cero y el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria.

El portavoz del Ejecutivo y concejal de Hacienda, Francisco Quiles, dio cuenta de la liquidación en el último pleno, y apuntó que las cuentas se han cerrado en positivo y con un remanente de tesorería superior a los 7,5 millones de euros. Quiles destacó que Picassent, uno de los pocos municipios superiores a 20.000 habitantes del estado español que no tiene deuda.

DATOS

uRemanente
El remanente de tesorería tras el cierre del ejercicio es superior a los 7,5 millones de euros.
uSin deuda
Es uno de los pocos municipios superiores a 20.000 habitantes del estado español que no tiene deuda.
uPresupuesto
Para este año, las cuentas ascienden a 15,2 millones de euros, con 1,3 millones destinados a inversiones.

«Un año más cerramos el ejercicio con superávit y, en esta ocasión, vamos a dedicarlo en su totalidad a ampliar y ejecutar numerosas inversiones que van a contribuir a mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas y al mismo tiempo, atender a aquellas demandas que tanto la ciudadanía en general, como también diversos colectivos en concreto han ido reivindicando», añadió.

Entre algunos de estos proyectos está la mejora del tramo final de la calle Mayor como respuesta a la petición vecinal. Por otro lado, se reasfaltarán caminos rurales y calles, se renovarán los vehículos de la Policía Local, así como también la furgoneta de transporte de personas mayores, se incrementarán y mejorarán los parques infantiles, se construirá en el polideportivo una pista multiusos cubierta y se renovarán las máquinas del gimnasio.

Además, se actuará en los polígonos industriales para posibilitar la instalación de nuevas empresas, una acción que redundará en la creación de empleo, y sobre todo, desde el equipo de Gobierno destacan que se iniciará el proyecto de reforma y mejora de la Ermita y su entorno «como proyecto estrella en esta legislatura».

En definitiva, como señala el edil de Hacienda, «la buena gestión de los recursos económicos por parte del equipo de gobierno socialista, liderado por Conxa García, hace posible que Picassent sea un municipio saneado».

«Esto nos permite por una parte, que durante esta legislatura hayamos podido reducir un 10% el IBI y como consecuencia que se hayan ahorrado más de 600.000 euros. Y por otra, conseguir que no se produzca ningún incremento en los impuestos municipales», destaca Quiles.

En esta línea, el responsable de Hacienda advierte que a esto «cabe sumar que año tras año hemos podido cumplir ampliamente nuestro programa electoral contribuyendo de esta manera a la mejora de la calidad de vida en Picassent».

Dadas las condiciones del Ayuntamiento, sin deuda y en cumplimiento de la ley de estabilidad presupuestaria, el Ejecutivo ha decidido invertir la totalidad del superávit en llevar a cabo numerosas inversiones de mejora en diversos ámbitos, respaldado por la legalidad.

Por otra parte, antes de acabar el año pasado, el pleno aprobó los presupuestos para el 2018 que ascienden a 15,2 millones de euros, un 3,32% más respecto al ejercicio anterior. Las cuentas ya recogen inversiones por valor de 1,3 millones de euros como la continuación de la peatonalización del casco histórico, la cuarta fase de la zona verde del barranco o la remodelación de la explanada de la ermita, entre otras.

Fotos

Vídeos