El PP de Paterna se queda solo al llevar su moción sobre la política de centros de menores

Un momento del pleno celebrado ayer en Paterna. / lp
Un momento del pleno celebrado ayer en Paterna. / lp

Los populares y Compromís se acusan mutuamente de mentir sobre la información dada por el proyecto previsto en Montecañada

M. COSTA PATERNA.

El PP llevó ayer al pleno de Paterna una moción sobre la política de centros de menores que no logró sacar adelante. PSPV, Compromís, Pasip y EU votaron en contra, mientras Ciudadanos y el grupo de ediles no adscritos se abstuvieron.

El rechazo a la moción del Partido Popular de Paterna «imposibilitará que se comunique la situación detallada del estado de las infraestructuras de cada uno de los centros de menores existentes en la provincia de Valencia, así como que se informe de las reformas en las infraestructuras que se van a afrontar en el plazo urgente de los próximos tres meses», lamentó el PP tras finalizar la sesión.

Para María Villajos, portavoz del Grupo Municipal Popular, el voto en contra de PSOE, Compromís, Podemos e IU es «incomprensible, ya que las decisiones que se toman con respecto a la ubicación de un centro de menores en Paterna debería ser en el marco de un plan de actuación sobre política de menores con planificación, consenso, acuerdo con las corporaciones municipales e información veraz a los vecinos».

Villajos criticó la «nefasta gestión» de la Conselleria y exigió más datos sobre estas instalaciones

Para Villajos, PSOE y Compromís «lejos de dar la cara y solucionar estos graves incidentes para que no vuelvan a ocurrir, siguen como en su etapa de oposición detrás de las pancartas».

En la moción, el PP criticó la gestión desarrollada por la Generalitat en relación a estos centros. «Últimamente hemos tenido conocimiento, a través de los medios de comunicación y de diferentes informes de Fiscalía de situaciones que nos han provocado alarma social y gran preocupación. Temas tan graves como abusos sexuales, drogas, mala alimentación, desprotección de los menores, saturación, falta depersonal, prostitución....».

Esta «nefasta gestión es la que ahora está repercutiendo en la necesidad de abrir urgentemente los centros de menores de Llíria y Montecanyada».

Durante el debate plenario, la portavoz popular y el concejal de Urbanismo, Carles Martí, se acusaron mutuamente de mentir sobre el modo en el que se había dado a conocer a los vecinos toda la información relativa a este proyecto. Villajos criticó la falta de «transparencia e información» porque «esta situación ha enfrentado a los vecinos». Martí defendió que «en todo momento se ha dado la información que estaba disponible» y que la prioridad de Compromís «siempre ha sido la defensa de los menores».

Fotos

Vídeos