Paterna implanta un sistema integral de seguridad con puertas y tarjetas de acceso

Uno de los accesos acristalados instalado en el edificio consistorial, junto a un agente. / lp

Una decena de puntos de control blindan desde hoy el ayuntamiento, el edificio administrativo y el aparcamiento subterráneo municipal

MARINA COSTA PATERNA.

El corazón administrativo de Paterna estrena hoy sistema integral de seguridad con una decena de puntos de control, cámaras y agentes de policía que blindarán el edificio consistorial, el administrativo y el aparcamiento subterráneo municipal.

Paterna era una de las pocas poblaciones de más de 60.000 habitantes que carecía de un sistema de seguridad y control de acceso en sus principales edificios públicos.

Desde hoy, más de 400 trabajadores, entre funcionarios, personal municipal contratado, políticos y asesores, accederán a las instalaciones mediante el uso de una tarjeta de acceso identificativa.

La novedad es que estos dispositivos incluyen una serie de 'privilegios' para acceder a determinadas estancias. Es decir, el personal solo podrá entrar a las áreas que necesite para realizar su actividad. El paso selectivo cerrará el acceso a otras zonas, que antes permanecían abiertas, como pueda ser el archivo municipal o determinadas dependencias de uso más limitado.

Distribución

Una docena de pasos y puertas de control, algunos reforzados por agentes de la Policía Local, están distribuidos por los distintos accesos al Palacio consistorial, pero también en el acceso al aparcamiento subterráneo municipal, en el sótano desde la planta baja, en los dos ascensores, en la planta noble (donde están los despachos de los concejales y alcaldía) y la superior, así como los en los accesos al edificio administrativo anexo.

«Este sistema integral de seguridad al que se han incorporado las últimas tecnologías tiene el objetivo de mejorar la seguridad de todo el personal de la casa, funcionarios, políticos, etcétera, pero también de dar tranquilidad a los centenares de vecinos y usuarios que acuden cada día a estas instalaciones para efectuar trámites y gestiones o realizar consultas», destacó ayer la concejala de Infraestructuras y Seguridad, Nuria Campos. Dos policías estarán habitualmente en los principales accesos, además de los destinados al retén, para informar a los usuarios, entregar tarjetas de visita y facilitar las entradas y salidas por las puertas acristaladas de seguridad.

También una decena de cámaras, previamente instaladas en puntos estratégicos de ambos edificios administrativos, complementarán el dispositivo. Tras estudiar durante meses el método más efectivo a utilizar, Paterna ha decidido finalmente implantar un mecanismo de control de acceso mediante tarjetas para todo el personal de la casa con un sistema de identificación totalmente personalizado.

El Ayuntamiento descartó utilizar un sistema biométrico o de lectura de la huella dactilar al considerar que este tipo de dispositivos acumulaban más fallos y problemas con mayor frecuencia. El proyecto de seguridad elegido para el edificio consistorial y el administrativo cierra una larga demanda de trabajadores y usuarios. «No ha habido ningún caso violento o altercado de gravedad pero sí es cierto que en un municipio de casi 70.000 habitantes hacía falta implantar un sistema de seguridad efectivo que diera total tranquilidad a vecinos, trabajadores y usuarios». El Ayuntamiento ya comenzó meses atrás con los trabajos de colocación de puertas acristaladas y los lectores de las tarjetas que ya se están repartiendo.

Fotos

Vídeos