Paterna eliminará barreras en aceras, pasos de cebra y parques con más de 400.000 euros

El alcalde visitó ayer el parque, con una vecina en silla de ruedas. / lp
El alcalde visitó ayer el parque, con una vecina en silla de ruedas. / lp

El Ayuntamiento instala ascensores, allana más de 140 cruces y vías y deja zonas verdes como la de Mas del Rosari-La Coma libres de escalones

MARINA COSTA PATERNA.

Paterna invertirá este año más de 400.000 euros en mejoras de accesibilidad para eliminar barreras arquitectónicas y allanar pasos de cebra, aceras y zonas verdes. De momento, el Ayuntamiento ha instalado dos ascensores, uno en el antiguo Musical y otro en el Museo de la Cerámica, con un coste de 75.000 euros, ha adecuado el entorno de Parc Central (100.000 euros) y ha efectuado más de 140 rebajes en aceras y pasos de cebra en un plan para eliminar barreras que proseguirá durante los próximos tres años.

A estos trabajos se sumará un proyecto para la colocación de diversas rampas en el entorno de las cuevas para eliminar barreras arquitectónicas históricas que impiden a personas con carros de bebé o con problemas de movilidad acceder a dicha explanada por culpa de amplios tramos de escaleras.

Por otro lado, la petición expresa de una vecina en silla de ruedas, que no podía pasear por la zona verde contigua a su casa, ha posibilitado el acondicionamiento de 1.100 metros del parque Mas del Rosari-La Coma.

Conexión de espacios

Los trabajos de adecuación han permitido unir los caminos de cemento interiores que comunican las diferentes áreas del parque, creando un circuito interno de paseo útil y accesible para los vecinos y vecinas con movilidad reducida.

El alcalde, Juan Antonio Sagredo, visitó ayer junto a la vecina solicitante los trabajos realizados en esta zona verde y de esparcimiento canino. «Las obras han permitido eliminar barreras arquitectónicas que hacían intransitable la zona ajardinada e impedían a los vecinos con movilidad reducida disfrutar de la instalación».

Entre las actuaciones realizadas, destaca la adecuación de los accesos, salvando con un nuevo asfaltado la separación que existía entre la entrada y los caminos internos. También se han creado dos pasarelas de hormigón para facilitar el acceso a el pipican y el área de recreo canino que existen en el interior del jardín.

Asimismo, también se han unido las zonas de esparcimiento, que incluyen bancos para sentarse, creando un circuito de aseo «útil u accesible para los vecinos y vecinas en silla de ruedas». «Aunque se trata de pequeñas actuaciones, suponen una notable mejora en la vida de los vecinos que llevaban años demandando la mejora de la accesibilidad de este parque del barrio».

Otra de las intervenciones a realizar será la adecuación de los pasos de cebra del barrio de Lloma Llarga. En total se revisarán y mejorarán 62, con un coste total de actuación de 110.000 euros a ejecutar en los próximos tres ejercicios. Estas obras «no requieren grandes aportaciones económicas pero sí reportan muchos beneficios y calidad de vida en el día a día de miles de vecinos», destacaron fuentes municipales.

Más

Fotos

Vídeos