Paterna elimina los puntos negros inundables tras invertir 14 millones

Visita a unos trabajos. / lp
Visita a unos trabajos. / lp

Las canalizaciones y colectores efectuados en barrios como Santa Rita o Campamento absorben 23.245 metros cúbicos de agua en dos días

MARINA COSTA PATERNA.

Los nuevos pluviales construidos en Paterna han funcionado durante estos días al absorber 23.245 metros cúbicos de agua de lluvia. Las obras contra inundaciones ejecutadas por el actual Equipo de Gobierno en los barrios de Santa Rita, Campamento, Lloma Llarga y La Canyada, en el túnel de Fuente del Jarro o en el Parque Tecnológico, han respondido «a la perfección ante las intensas lluvias producidas los pasados 3 y 6 de junio en el municipio».

Así lo anunció ayer el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, tras conocer los resultados sobre el funcionamiento de los diferentes sistemas de captación y evacuación de aguas pluviales que se han construido en los principales puntos negros del municipio para evitar inundaciones y en los que el Ejecutivo ha invertido hasta la fecha más de 14 millones de euros.

En este sentido, el primer edil ha destacado que la lluvia registrada durante el fenómeno tormentoso de la noche del pasado domingo 3 de junio supuso «un volumen de agua acumulada de 48l/m2, lo que supone una de las lluvias con mayor volumen acumulado del presente año». A este respecto, Sagredo indicó que «todos los sistemas pluviales funcionaron a pleno rendimiento, lo que ha permitido que las jornadas de lluvias discurrieran sin apenas incidencias ni avisos vecinales por encharcamientos, inundaciones o siniestros, algo que ha repercutido positivamente en la circulación y en el tránsito por Paterna».

Asimismo, el primer edil ha señalado en concreto que la capacidad de los tubos instalados en la parte baja del barrio de Campamento, actuación muy demandada por los vecinos, «queda sobradamente holgada para tramitar los volúmenes generados por episodios de precipitaciones».

En tres años

Por último, Sagredo mostró su satisfacción por haber» conseguido eliminar los puntos inundables de Paterna en menos de tres años» y reconoció «el importante esfuerzo inversor que hemos llevado a cabo, junto a Aigües de Paterna, para hacer del municipio una ciudad preparada ante las lluvias».

Las obras contra inundaciones realizadas en el barrio de Campamento costaron dos millones de euros. La mejora incluyó la instalación de un colector de aguas pluviales, a lo largo de las calles Circunvalación y Doctor Machí. También se instaló un sistema de captación de aguas para hacerlo más eficiente y optimizado, con la colocación de diferentes unidades y tipologías de imbornales, entre otras actuaciones.

Fotos

Vídeos