Paterna aprueba la suspensión cautelar de licencias para frenar el centro de menores

Numerosos vecinos abarrotaron el hemiciclo con pancartas sobre el centro de menores. / irene marsilla
Numerosos vecinos abarrotaron el hemiciclo con pancartas sobre el centro de menores. / irene marsilla

La moción del PSPV sale adelante con el apoyo de PP y Cs y el voto en contra de Compromís en un pleno repleto de pancartas vecinales que completó el aforo

MARINA COSTA PATERNA.

El hemiciclo de Paterna completó ayer su aforo en uno de los plenos más concurridos que se recuerdan. Cien personas llenaron la sala con pancartas y carteles sobre el proyecto del centro de menores, el tema estrella de la sesión. La asistencia fue tal que hasta hubo que instalar una pantalla de televisión en el 'hall' del ayuntamiento, para que el resto de los asistentes pudiera seguir en directo el pleno.

Nadie se salió del guión previsto. El PSPV presentaba una moción para la suspensión cautelar de la concesión de licencias y autorizaciones para la implantación de actividades en suelo residencial. El objetivo, frenar el proyecto del centro de menores proyectado en Montecañada para elaborar un estudio urbanístico previo y someter el asunto a un proceso de participación vecinal. La propuesta salió finalmente adelante con el apoyo de PP, Cs y los dos ediles del grupo de no adscritos y los votos en contra de Compromís, Pasip y EU. Los socialistas presentaron una enmienda in voce de adición para tramitar desde el área de Urbanismo y con carácter de urgencia un expediente que incorpore los acuerdos que serán debatidos y votados en un pleno extraordinario urgente previsto para este lunes, a las 17 horas.

El partido socialista defendió que «hay que proteger a los menores, porque su protección es prioritaria a otros derechos. Por eso estamos conformes con el cambio de la política del menor llevada a cabo por la Generalitat». Pero también destacó que «es preciso actualizar el Plan General puesto que es de 1990 y hay que adaptarlo a las demandas actuales de la ciudad».

Respecto al proyecto en sí, la concejala Paqui Periche afirmó que es «evidente que no ha existido información suficiente por parte de la Conselleria para llevar a cabo una actuacion donde era de gran importancia la participación ciudadana». Así, se propuso «buscar una solución. Vamos a parar, vamos a estudiarlo y dejemos que los vecinos y vecinas puedan dar su opinión».

Algunos residentes también criticaron la falta de información en el turno de ruegos y preguntas. «Vamos a analizar por qué se nos ha escondido esto, por qué este problema no ha venido de cara, sino por la puerta de atrás, a través de una fundación privada, y si se nos va a dejar opinar, sobre todo porque se han recogido 800 firmas presenciales y 2.200 en una plataforma digital. Quizá habría que contar con los vecinos», destacó uno de los presentes. Otros, sin embargo, defendieron la llegada de los menores a Paterna por «solidaridad y responsabilidad».

El PP presentó tres enmiendas. Dos para «acotar» el proceso de participación ciudadana y una tercerapara incluir en esta suspensión suelo público y privado, pero no salieron adelante. El alcalde, Juan Antonio Sagredo, señaló en este último punto que «bloquearíamos la ampliación del centro de discapacitados de la carretera de Manises, algo que no nos podemos permitir».

Ciudadanos llegó a pedir, incluso, que se denegara la licencia solicitada «al producirse un cambio de usos y superar la edificabilidad».

Por contra, los otros dos socios del Gobierno del Batán votaron en contra de la moción presentada por el PSPV. Compromís defendió la «obligación de las Administraciones de ayudar a los infantes» y lamentó «las manipulaciones intenciodadas» sobre el tema. «Paterna es uno de los 86 centros asistenciales que se van a instalar. Respecto a la participación, no podemos poner en manos de los vecinos derechos fundamentales». Pasip destacó el «cambio radical en atención social» conseguido en Paterna y EU criticó el «uso político de una problemática impulsada».

Fotos

Vídeos