Paterna ampliará un 20% la vigilancia policial en la Cordà y la seguridad en las Recordàs

Tiradores durante una Cordà en Paterna. / juan j. monzó
Tiradores durante una Cordà en Paterna. / juan j. monzó

El Ayuntamiento volverá a utilizar los brazaletes luminosos del año pasado e instalará seis hidrantes contra incendios en Parc Central

MARINA COSTA PATERNA.

Paterna revisará todo el dispositivo de seguridad y control de sus espectáculos de fuego para celebrar su primera Cordà como Fiesta de Interés Turístico Nacional y el resto de convocatorias lúdicas con pólvora con las máximas garantías posibles.

De momento, el primer paso será reforzar la presencia de Policía Local en la calle con un dispositivo que aumentará el número de agentes «un 20%, ya que con respecto a la seguridad y tras la declaración recién obtenida, el control sobre todos los actos de fuego se va a ser más estricto si cabe», explicaron ayer desde el Consistorio. La esperada llegada de más turistas y visitantes es uno de los aspecto clave a la hora de concretar la organización de todos estos espectáculos este año.

Así, de este modo, el dispositivo de seguridad de la Cordà mantendrá, por ejemplo, la red de brazaletes luminosos que se estrenó el año pasado, ya que resultó ser «muy eficaz al distinguir a cada tipo de participante mediante colores».

Este distintivo incorporaba un chip con información personal, nombres, apellidos y foto identificativa y tres colores identificativos para distinguir a participantes, seguridad, miembros de la organización y policías.

Luces y certificados

El año pasado también se incorporaron varias luces de neón en la propia calle Mayor con el objetivo de alertar a los tiradores en caso de emergencia. También el cohetódromo cuenta desde el año anterior con un certificado de seguridad realizada por una empresa externa.

Pero el dispositivo para mejorar la seguridad en los espectáculos pirotécnicos de este año no acabará aquí. El Ayuntamiento paternero también va a instalar seis hidrantes contra incendios en el entorno del Parc Central, con el objeto de reforzar la seguridad durante la celebración de las Recordàs, otra de las citas con la pólvora que mayor número de participantes está experimentando en los últimos años.

Estos equipos aumentarán la seguridad del parque en caso de incendio y reforzarán la capacidad de trabajo de los bomberos ante una emergencia. El Ayuntamiento instalará en los próximos días estos sistemas contra incendios.

Así lo anunció ayer la concejala de Infraestructuras, Núria Campos, quien explicó que «estas nuevas bocas -que se instalarán bajo tierra- aumentan la seguridad del parque en caso de incendio y refuerzan la capacidad de trabajar y el tiempo de reacción de los bomberos con la mitad de medios», ya que «antes tenía que estar un camión de bomberos fuera del recinto cargando y otro dentro».

Campos subrayó que «con la colocación de estos hidrantes se da respuesta a una histórica demanda de los vecinos, ya que con ellos se incrementa la seguridad tanto de los tiradores y tiradoras que participan en las Recordàs que se celebran en allí durante las fiestas mayores de agosto, como de aquellos vecinos y vecinas que utilizan los paelleros que hay en la parte superior del parque». A este respecto, la concejala Campos matizó que «estos seis nuevos hidrantes se suman a los tres que existen en los alrededores del Parc Central, muy próximos a las entradas al recinto, y servirán para prevenir y proteger las 10,7 hectáreas del Parc Central que, aunque no está catalogado como suelo forestal, alberga una pinada y una zona boscosa».

Asimismo, la responsable municipal recordó al respecto que «estos equipos de suministro de agua se suman al hidrante que el Ayuntamiento va a colocar en el entorno de La Vallesa y a los 15 que ya instaló en el polígono industrial de Fuente del Jarro».

Fotos

Vídeos