Paterna acicala sus 14.200 farolas

Los primeros trabajos de limpieza y protección de las farolas, junto al ayuntamiento.
Los primeros trabajos de limpieza y protección de las farolas, junto al ayuntamiento. / lp

El plan de mejora del alumbrado público incluye la limpieza exhaustiva del mobiliario urbano con trabajos de rascado, cepillado y pintura anticorrosiva Todas las luminarias del término se someterán a un tratamiento químico contra orines

MARINA COSTA PATERNA.

Primero Paterna retomó la hacendosa costumbre de fregar las aceras de sus calles con agua caliente y detergente. A 45 grados, concretamente. Después, decidió aromatizar sus calzadas con perfume francés, de suave olor a pino, para combatir los malos olores. Ahora los trabajadores municipales están entregados de lleno a las farolas para dejarlas como los chorros del oro.

Pero la tarea se alargará durante bastantes meses porque en el término arrojan luz 14.200 luminarias que ahora pasarán por un completo tratamiento de belleza y pedicura. El Ayuntamiento ha decidido limpiar y acicalar a conciencia todas sus luminarias, sin excepción, con un plan de limpieza y repintado que incorporará, además, un tratamiento químico anticorrosivo contra orines que evitará la oxidación y el deterioro de las luminarias, el blanco preferido de muchas mascotas y vecinos incívicos.

Las labores de rascado, cepillado, pintado y capa protectora anticorrosiva han comenzado con una primera tanda que afectará a 4.500 farolas. Estas tareas tendrán ocupados a varios operarios durante los próximos tres meses.

«Con estos trabajos, el Consistorio no sólo busca mejorar la imagen y estética de la ciudad, sino también el estado de conservación de estos elementos urbanos», destacó ayer la concejala de Infraestructuras, Nuria Campos.

30 centímetros

Así, tras limpiar concienzudamente las farolas, se les impregnará con un tratamiento anticorrosivo en la base para conseguir una mejor adherencia de la pintura.

Posteriormente, en una franja de 30 centímetros desde el suelo, se les dará una capa de tratamiento químico para evitar la corrosión de las luminarias por orines.

El Consistorio considera «fundamental el correcto mantenimiento del mobiliario urbano como la forma más eficaz de prevenir su deterioro». Estos trabajos forman parte del plan de mejora y mantenimiento de los puntos de alumbrado público que, a través de la empresa concesionaria del servicio de alumbrado, el Ayuntamiento de Paterna realiza anualmente y que comprende en este caso la limpieza completa y pintura de columnas, luminarias y armarios eléctricos de las 14.200 farolas que hay repartidas por todo el término municipal paternero.

Este tratamiento incluye también el uso de un líquido repelente que salpicará de orina al que miccione en el mobiliario de Paterna. El objetivo del Consistorio es, no sólo ahuyentar a los perros cuyos propietarios no vigilan el lugar donde sus mascotas hacen sus necesidades, sino también evitar que personas incívicas orinen sobre el mobiliario urbano.

Paterna ya decidió a finales del año pasado incrementar el presupuesto en limpieza y mantenimiento viario, con 1,5 millones de euros, lo que permitirá, entre otras mejoras, poner en marcha una brigada exclusiva para atender deficiencias en la vía pública y resolver de este modo «reclamaciones históricas y expedientes abiertos por daños, algunos pendientes desde el año 2007».

Otra de las novedades incorporadas para mejorar la limpieza en las calles ha sido la reciente adquisición de una potente máquina despegachicles que permite eliminar hasta mil manchas negras de este tipo en una hora, con una combinación de calor, presión y un «producto de limpieza natural derivado de vegetales».

Un cepillo de latón se encarga de acicalar superficies como el hormigón, la piedra natural o el asfalto. Otro de nylon se destina para madera y moquetas.

Fotos

Vídeos