Paterna abrirá la nueva piscina en junio tras una inversión de dos millones y dos años de trabajo

Operarios ultiman los trabajos y las pruebas de estanqueidad en la instalación acuática. / lp
Operarios ultiman los trabajos y las pruebas de estanqueidad en la instalación acuática. / lp

El complejo acuático tendrá tres zonas de baño, circuitos de spa, toboganes, juegos de agua, cafetería y zona de recreo en seco

MARINA COSTA PATERNA.

Operarios y técnicos trabajan contrarreloj para terminar la nueva piscina de verano de la carretera de Manises de Paterna, tras dos años de trámites y obras y una inversión de dos millones de euros.

La esperada apertura, prevista para junio de 2018, cierra dos temporadas 'en seco' y cubre una importante demanda vecinal. Los especialistas acaban de realizar las pruebas de estanqueidad de los vasos de la piscina y, en los próximos días, comenzarán las pruebas de filtrado.

Esta instalación se ha transformado en un verdadero complejo acuático, provisto, entre otras cosas, de tres zonas de baño, circuitos de spa, zonas de chapoteo, tobogán y juegos de chorros para los más pequeños, zona de sombrillas y un espacio de recreo, entre otras dependencias.

El Ayuntamiento de Paterna, a través del área de Infraestructuras, está ultimando la reforma integral del complejo, que tuvo que cerrar sus puertas por deficiencias estructurales y riesgo de derrumbe. El objetivo ha sido transformar «las viejas y deterioradas instalaciones en un moderno complejo acuático de referencia».

Así lo anunció ayer la concejala de Infraestructuras, Núria Campos, quien explicó que «ya se han realizado las pruebas de estanqueidad, tanto de la zona de spa y de nado que componen el vaso de la piscina de adultos, como de la zona de chorros, la zona de chapoteos y la de cubo que conforman las piscinas infantiles». A este respecto, Campos también indicó que «en los próximos días se realizarán también las pruebas de filtrado» y, «si los resultados de todos los exámenes de certificación son satisfactorios, tal y como está previsto, las instalaciones estarán a punto para esta temporada».

Esta compleja remodelación permitirá ofrecer a los paterneros «una completa oferta acuática, lúdica y recreativa, segura y de calidad», destacó la edila, quien destacó que «la espera merecerá la pena».

Así, el nuevo complejo albergará tres piscinas, circuitos de spa con jacuzzi, zona de sombrillas, un parque de juegos, una cafetería, vestuarios, una oficina de enfermería y nueva entrada por el bulevar de la carretera de Manises.

Esta nueva piscina, «moderna y pensada para el disfrute de todos los vecinos y vecinas de todas las edades, es una obra de gran envergadura que ha requerido de un complejo proyecto técnico y cuyos trabajos han seguido con especial detenimiento los técnicos del área de Infraestructuras».

Los trabajos se han centrado en la demolición de la antigua cafetería y la pared del frontón, que tuvo que apuntalarse, tras el cierre, con grapas por peligro de desplome. El aprovechamiento de la pista ha permitido habilitar también una zona de juegos infantiles. También se demolió el graderío, que se encontraba en muy malas condiciones. El proyecto ha tenido muy en cuenta la incorporación de rampas en todo el recinto y la inclusión de los elementos necesarios para facilitar el acceso a los usuarios con algún problema de movilidad, lo que lo convierte en una instalación «de referencia» en la comarca.

Esta actuación se engloba dentro de un plan de remodelación urbana muy importante para Paterna, al afectar a una amplia instalación deportiva y a uno de sus principales accesos, con la supresión de dos pasos a nivel de la línea que bordea esta zona urbanística.

Fotos

Vídeos