Los padres del Ausiàs March crearán una gran comisión educativa para ampliar el centro

Un instante del encuentro entre los partidos y el AMPA. / LP
Un instante del encuentro entre los partidos y el AMPA. / LP

El AMPA acuerda con la oposición y otras asociaciones conformar un grupo de trabajo al que quieren sumar al Ejecutivo y a técnicos jurídicos expertos

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

Representantes de la Asociación de Madres y Padres del colegio público de Alboraya Ausiàs March acordaron en una reunión, con representantes de las formaciones políticas de la oposición, crear una gran comisión educativa con el objetivo de dar respuesta a las reivindicación de la comunidad del centro y posibilitar la ampliación del mismo.

En esta línea se mostraron los representantes de la agrupación, que explicaron que estas formaciones «llevarán al pleno una moción de manera conjunta, ya que no queremos que ningún partido lo haga en solitario, al ser el AMPA una asociación plural que aglutina a gente de todas las ideologías».

Así se acordó en el encuentro llevado a cabo esta semana, después de que miembros de esta asociación protestaran en el pleno municipal por la situación de «abandono» en la que se encuentra un gran solar situado junto al centro y el cual quieren ganar como espacio para el colegio.

Los responsables critican que nadie del PSPV les ha llamado desde que protestaron en el pleno Las formaciones presentarán una moción conjunta para tratar la situación del colegio

«Desde que acudimos al hemiciclo el PSPV no nos ha llamando, ni se ha puesto en contacto con nosotros», lamentaron los representantes, que recordaron que «nos reunimos con la concejala de Urbanismo en el Consistorio, Ana Bru, en varias ocasiones».

Los portavoces apuntaron la importancia de crear esta gran comisión educativa, «que ha nacido a propuesta de los propios partidos políticos». La iniciativa plantea incluir en este grupo de trabajo a todas las formaciones con representación en el Consistorio, miembros del Ejecutivo, técnicos jurídicos expertos, y los representantes de la comunidad educativa de Alboraya, entre los que se incluyen miembros del AMPA CEIP Ausiàs March, el IES Patacona y el CEIP Cervantes. De igual manera, también quieren que los propietarios del solar aledaño estén representados como parte implicada en el asunto.

«Queremos ver que soluciones hay para ampliar el centro, porque a nosotros nos gusta el colegio, pero tiene carencias, como una biblioteca diminuta, no hay gimnasio, y si llueve no se pueden hacer clases de gimnasia, o un comedor prefabricado», explicaron las familias.

«No queremos que este asunto se quede en el cajón porque ya han pasado más de 10 años desde que se demolió el edificio que sufría aluminosis y ahora tenemos una zona que se está degradando y que nos genera problemas», criticaron. «Queremos ver que opciones son viables y que nos expliquen que se puede hacer, pero con informes técnicos sobre la mesa y con expertos en el campo».

«Nosotros abogamos por que se haga una permuta y ofrecer a los propietarios de este solar otra parcela propiedad del Consistorio para que puedan construir lo que ellos crean conveniente», aseveraron. «Construir aquí junto a un colegio, es un riesgo y va a generar problemas en el transcurso normal de las clases», advirtieron.

Desde el Ayuntamiento de Alboraya, el alcalde Miguel Chavarría, ya explicó en el último pleno que «el Consistorio lleva muchos años intentando buscar una solución a este problema y ha hecho muchas gestiones al respecto». De igual manera, el primer edil manifestó que «en este asunto se deben conciliar los intereses de 60 familias y sus derecho patrimoniales, con la de las familias del Ceip Ausiàs March, que quieren el mejor centro para sus hijos».

Fotos

Vídeos