Padres del Ausiàs March de Alboraya piden adecuar un solar abandonado junto al centro

Una pancarta junto al solar abandonado. / lp
Una pancarta junto al solar abandonado. / lp

Los afectados proponen aprovechar el terreno para ampliar el colegio y denuncian que la zona sufre problemas de vertidos y plagas

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

Miembros de la Asociación de Madres y Padres (Ampa) del colegio público Ausiàs March de Alboraya protestaron en el pleno municipal por la situación de «abandono» en la que se encuentra un gran solar situado junto al centro.

En esta línea, los responsables, que por problemas administrativos no pudieron aportar una moción en el hemiciclo, aseguraron presentarse en el pleno «casi forzados por la falta de solución» a este problema.

«En dicho terreno había construido un edificio de pisos que fue derrumbado hace 10 años al sufrir problemas de aluminosis. Sin embargo los propietarios no han edificado en el mismo desde entonces, ni han llevado a cabo ninguna actuación sobre el mismo», detallaron.

En esta línea, los representantes lamentaron que los propietarios no mantengan la zona en unas «condiciones de salubridad y seguridad adecuadas», lo que estaría generando «perjuicios» en la vida diaria del centro al ser «una zona deteriorada y sucia». «Quién se encarga de su limpieza es el Ayuntamiento, y no de forma espontánea, sino cada vez que vemos que su estado llega a altos niveles de basura, malas hierbas invasivas o gatos y ratas que crían en su interior y se cuelan dentro del colegio», explicaron los afectados, que recalcaron que «nos vemos obligados a presentar las correspondientes quejas en el registro de entrada del Consistorio».

Además, aclararon que «todo el terreno está rodeado con un vallado apuntalado en malas condiciones, con agujeros y oxidado, lo que es un peligro especialmente para los mas pequeños».

Precisamente, los denunciantes aseveraron que «nos hemos reunido en diferentes ocasiones con la responsable de Educación en el Ayuntamiento, la teniente de alcalde, Ana Bru, con el objetivo de encontrar una solución digna a este problema y lograr que nuestros hijos tengan una escuela de calidad con instalaciones y alrededores seguros».

Igualmente, recalcaron que «hemos acudido con varias sugerencias, desde una expropiación del uso del terreno del solar, hasta una cesión consensuada del Ayuntamiento con los propietarios. Lamentablemente, la solución que nos han dado y que no podemos atender, es la ocupación del mismo solar», señalaron asombrado desde la agrupación.

«Necesitamos que como Ayuntamiento nos tomen con seriedad, que intervengan y actúen con fuerza y decisión para defender nuestros intereses», reivindicaron los afectados, que apostaron por «utilizar la parcela para ampliar las instalaciones del centro o para construir un parque que complemente el patio del colegio».

Desde el Ayuntamiento de Alboraya, el alcalde Miguel Chavarría, explicó que «el Consistorio lleva muchos años intentando buscar una solución a este problema y ha hecho muchas gestiones al respecto». De igual manera, el primer edil manifestó que «en este asunto se deben conciliar los intereses de 60 familias y sus derecho patrimoniales, con la de las familias del Ceip Ausiàs March, que quieren el mejor centro para sus hijos».

Chavarría subrayó su intención de «sentarse a hablar y buscar soluciones entre todas las partes» con el objetivo de «hallar ideas nuevas» que logren dar una solución definitiva a este problema. De igual manera, recordó el interés del Ejecutivo y de todos los grupos políticos locales con este asunto.

Fotos

Vídeos