Oltra y el alcalde de Paterna se enzarzan por el frenazo al centro de menores

La portavoz, Mónica Oltra, durante su intervención ayer. / EFE/Kai Försterling
La portavoz, Mónica Oltra, durante su intervención ayer. / EFE/Kai Försterling

La portavoz del Consell tilda de «barbaridad» la resolución plenaria para paralizar la instalación y el primer edil critica su «deslealtad institucional»

MARINA COSTA

paterna. La polémica sobre la posible instalación de un centro de menores en Paterna y la suspensión de licencias aprobada por el pleno esta semana enfrentó ayer, en un cruce de acusaciones y reproches, a la portavoz del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, y el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo.

Oltra cargó contra el Ayuntamiento al considerar su actitud «absolutamente insolidaria» e «inexplicable» en fuerzas políticas que apoyan «el Botànic o el Batán» (el PSPV gobierna Paterna con Compromís y Pasip). «Cerrarles la puerta a los más vulnerables es una muestra de una sociedad incivilizada y de la ley de la selva. Nos vamos a Dickens con estas actitudes», lamentó.

La portavoz anunció, además, que se estudiarán medidas legales contra la suspensión municipal de la concesión de licencias asistenciales en suelo privado que acordó el pleno el jueves, con el respaldo de PSPV, PP y Cs y el voto en contra de los socios del Gobierno, Compromís y Paterna Sí Puede, además de EU. «Esto no funciona así», alertó Oltra.

La vicepresidenta resaltó que «afortunadamente» muchos vecinos de Paterna están «indignados» por lo sucedido. «Mucha gente se está movilizando y la mayoría de ayuntamientos tienen responsabilidad comunitaria y social y no hacen estas cosas; es lamentable y pesará sobre sus conciencias». La Conselleria adoptará las medidas necesarias para seguir con el nuevo modelo «asistencial de menores», en el que proponen más infraestructuras «más dignas» y con menos plazas con el objeto de que los menores vivan en residencias similares a una familia. Calificó de «muy, muy cuestionable» que el Ayuntamiento se niegue a acoger a 18 menores en una residencia. «¿Qué tienen que hacer otros ayuntamientos que sí acogen a niños de Paterna?», preguntó.

También lamentó que se haya dado publicidad al lugar en el que se iba a ubicar el centro, cuando estos menores muchas veces necesitan «ser protegidos» de sus propios progenitores y este tipo de acciones los pone en peligro. Tras estas declaraciones, el alcalde de Paterna, el socialista Juan Antonio Sagredo, replicó en un comunicado que «lo que debe pesar sobre la conciencia de la Conselleria es su deslealtad institucional y su incapacidad política para trazar una estrategia que evite que este tema en el futuro se traslade a la sociedad en negativo. Este mismo problema ha ocurrido exactamente igual en Llíria, Buñol, Sueca, l'Eliana... alguna responsabilidad tendrá la Conselleria».

En relación a la polémica generada en el municipio, Sagredo afirmó: «No pienso permitir que se insulte a los vecinos de Paterna. Lo ocurrido aquí ha de servir como ejemplo para que cambien la forma en la que se gestiona la implantación de sus proyectos. Y no hay que confundir la discreción con que se oculte al Ayuntamiento y a la ciudadanía un asunto tan importante».

Sobre la advertencia de acciones legales, «estamos absolutamente tranquilos. No lo estamos ante el anuncio de posible prevaricación por parte de los concejales de Compromís». Carles Martí, edil de dicha formación al frente de Urbanismo, dijo el jueves que no ejecutará el acuerdo plenario y el PSPV le advirtió de que lo expulsará del Gobierno «si prevarica al conceder licencias sin poder hacerlo».

Fotos

Vídeos