Obras públicas licita el tramo del anillo ciclista entre Meliana y Port Saplaya

Ciclistas discurren por un carril bici. / lp
Ciclistas discurren por un carril bici. / lp

El coste del séptimo ramal de esta actuación superará los 1,8 millones y conectará casi seis kilómetros de espacio natural de l'Horta Nord

D. NAVARRO /AGENCIAS VALENCIA.

El anillo verde que pretende conectar toda el área metropolitana de Valencia está más cerca de ser una realidad. La Conselleria de Obras Públicas ha licitado las obras para la construcción del tramo 7 del Anillo Verde Metropolitano, que discurrirá entre la localidad de Meliana y la zona residencial de Port Saplaya, en Alboraya. El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 1.846.239 euros tendrá un plazo de ejecución de doce meses.

Este ramal de la red se iniciará conectando con el tramo 6 que le antecede, el cual finaliza en la glorieta de acceso Sur a la localidad Meliana por carretera CV-300. De igual manera, terminará en el borde norte de Port Saplaya, conectando con el carril bici existente.

En este sentido, el tramo 7 creado entre Meliana y Port Saplaya enlazará con el tramo 6 entre Moncada y Meliana, cuyas obras se licitaron en diciembre del pasado año y están próximas a adjudicarse. La unión creará así un itinerario de 12,3 kilómetros de longitud que recorrerá el espacio natural de l'Horta Nord, «un entorno físico de gran interés, con numerosos espacios naturales y bienes culturales, integrado por más de 20 municipios», apuntó el director general de Obras Públicas, Carlos Domingo.

Según el portavoz, en la construcción de este tramo se aprovecharán los caminos rurales existentes, las calles urbanas y la vía ciclopeatonal que discurre entre Meliana y Barri Roca y se señalizará, al igual que todo el itinerario del Anillo Verde Metropolitano de Valencia, con una señalética de identidad propia, donde se colocarán carteles informativos y divulgativos de las características ambientales y culturales de la zona próximos al trazado.

Además, se arreglarán las rampas de acceso a la pasarela existente sobre la autovía V-21 para adaptarlas a una pendiente más adecuada y se plantarán especies de jardinería y equipamientos para la integración ambiental de esta actuación. Finalmente, se adecuará el tramo

El portavoz Carlos Domingo ha agregado que la plataforma de 5,8 kilómetros tendrá algunos subtramos que compartirán peatones y ciclistas, en otros momentos estarán separados pero irán adyacentes y en otros casos serán totalmente independientes.

Fotos

Vídeos