El municipio concluye sus fiestas patronales más participativas

Un momento de la cabalgata de la cerámica. LP/
Un momento de la cabalgata de la cerámica. LP

Redacción.Manises acaba de vivir sus fiestas patronales, primera fase de un verano en el que las celebraciones festeras ocupan gran parte del calendario estival. Los actos comenzaron el 4 de julio con el Pregón de la Festa de Moros i Cristians, al que siguieron los desfiles de los días 7 y 9.

Este año el Ayuntamiento ha enfocado todos sus esfuerzos en conseguir unas fiestas «más participativas en las que se tenga en cuenta a las personas de todas las edades, y a todos los barrios».

En este sentido, desde el día 10 hasta el 19, los niños han disfrutado de las actividades ofrecidas, juegos tradicionales, musicales, teatro y parques acuáticos, todas ellas con una gran acogida. Los mayores han sido parte esencial con la celebración de la 'Fiesta del Mayor', que contó con una gran acogida y que consistió en el reparto de un bocadillo gigante y baile con orquesta.

También se celebró por primera vez un día especialmente dedicado a la juventud, en la que más de 140 personas se reunieron alrededor de las paella que se cocinaron ese día en la Ciudad del Ocio y el Deporte. El departamento de Juventud había recogido, a través de sus actividades participativas, las opiniones de los jóvenes, y atendiendo a las demandas el acto finalizó con la actuación de Space Elephant que congregó a más de 5.000 personas.

Igualmente a petición popular se celebró La Festa Folk en cuya organización ocupó un lugar destacado el grupo local de dances Repicó, y en la que actuó también el grupo Tres fan Ball.

A partir del 15 de julio la cerámica protagonizó las fiestas, con numerosas actividades organizadas por la Clavaría de las Santas Justa y Rufina y de las que destaca la cabalgata de la cerámica, paellas y botifarrá popular, actuaciones musicales y la entrega del premio Ânfora d'Or, que este año ha recaído en el ceramista José Royo Vilar. El Ayuntamiento, por su parte homenajeó al ilustre Paco Soler.

Mención especial merece la Associació de Coeters que, en su corta vida, ha recuperado la tradición de la Cordà a la que este año se añadió la demostración de la Cordà tradicional de la Peça. Pero no acaba aquí el verano festivo ya que este fin de semana comenzaron las fiestas de los barrios, empezando por las de San Vicent Ferrer, del 21 al 23.

Fotos

Vídeos