Los moros toman la Torre de Torrent tras una batalla de pólvora en el centro histórico

Los participantes hacen sonar sus trabucos a los pies de la Torre.
Los participantes hacen sonar sus trabucos a los pies de la Torre. / lp

Cerca de un centenar de trabucos disparan 80 kilos a lo largo del recorrido y el Primer Parlament acaba con la derrota cristiana

ADA DASÍ

torrent. Los Moros y Cristianos de Torrent midieron sus fuerzas ayer en la Trabucà y Primer Parlament que acabó con la toma de la Torre por las tropas de la media luna. Este evento, que congregó a un numeroso público a lo largo de su recorrido por el centro histórico, comenzó a las siete de la tarde con una pequeña representación a cargo del grupo de teatro de la Federación de Moros y Cristianos de Torrent (FMCT), a los pies de la Torre, para poner a los espectadores en situación.

Unos minutos más tarde, cerca de un centenar de trabucos comenzaron a sonar por ambas partes del municipio. Las tropas moras bajaron desde la calle Convento, mientras que las cristianas hicieron lo propio desde la plaza de la Iglesia. Las 24 comparsas y filaes, 12 por cada bando, se vieron las caras en la explanada de la Torre donde un disparo conjunto concluyó la fiesta de la pólvora para dar paso al Primer Parlament.

De nuevo el grupo de teatro, con los capitanes y alférez respectivos, interpretaron la supuesta batalla dialéctica, con ciertos toques de humor y sátira sobre la realidad actual de la ciudad. Los moros estuvieron capitaneados por Vicent Simó y Patricia López, y las tropas cristianas por Vicent Burguera y Concha Gallardo.

La última vez que Comilitons y Sumayl's se vieron las caras en su disputa por la fortificación fue en 2005 y, en sus discursos, hubieron referencias al estado actual de la explanada y sus cambios con la «desaparición del foso de la Torre y su vallado provisional» y al edificio del «antiguo Nou Mercat», que arrancaron las risas de los espectadores. También se destacaron las virtudes de Torrent con su «gran patrimonio».

El acto concluyó con una simbólica lucha tras la que el capitán de las tropas de la media luna subió al escenario para anunciar que la ciudad «está en manos moras». El próximo jueves, se repetirá la Trabucà con el Segundo Parlament en el que los cristianos recuperarán Torrent.

El concejal de Fiestas, Alfred Costa destacó la vistosidad de este evento y recalcó que este año se ha acentuado la seguridad. La FMCT ha sido la primera, a nivel nacional, en ofrecer actividades formativas de usos de la carga para los tiradores con la colaboración del Ayuntamiento, de forma que cuentan con la certificación a la que obliga la nueva legislación de explosivos, lo que también ha provocado la disminución de participación. En las dos Trabucàs se disparan cerca de 160 kilos de pólvora, que se reparte en dos kilos para cada participante, uno por cada acto.

Por otra parte, 21 efectivos de Protección Civil vigilaron el acto para la seguridad tanto de los tiradores como del público asistente. Además, se reforzó con la presencia de dos vehículos de extinción.

Fotos

Vídeos