Mislata comienza la instalación de pictogramas inclusivos en los comercios

Uno de los pictogramas. / lp
Uno de los pictogramas. / lp

El Ayuntamiento incrementa este plan de comunicación aumentativa que funciona en calles, plazas y parques de la localidad

REDACCIÓN MISLATA.

Las personas con autismo y otros síndromes y trastornos que afectan al lenguaje utilizan los pictogramas para moverse por su entorno, pero aún más, los necesitan en los lugares públicos para que su comprensión del mundo sea mayor. Por este motivo, el gobierno municipal de Mislata señalizó el año pasado todas sus dependencias municipales y otros servicios públicos, además de calles, plazas y parques, y ahora ha iniciado una segunda fase, para colocar pictogramas también los comercios y establecimientos de la ciudad.

Desde esta misma semana, los comercios de Mislata que se han adherido a este proyecto municipal, que consiste en señalizar toda la ciudad con este sistema de comunicación aumentativo, están recibiendo su correspondiente pictograma, ya que existen dibujos diferenciados según el tipo de establecimiento. Como explica el alcalde, Carlos Fernández Bielsa, «queremos que Mislata sea una ciudad inclusiva e integradora, donde todas y todos tengamos los mismos derechos y oportunidades, y donde nos sintamos a gusto independientemente de nuestras capacidades».

Las propias concejalas de Educación y Comercio, Ana María Julián y Mayka Tarín respectivamente, fueron las encargadas de repartir los primeros pictogramas, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Personas con Diversidad Funcional. El Ayuntamiento ha adquirido los pictogramas de Arasaac, el portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa, cuyos dibujos son en la actualidad los estándares más utilizados por la comunidad educativa.

Los sistemas aumentativos y alternativos de comunicación son formas de expresión distintas al lenguaje escrito y hablado. Gracias a estos sistemas, las personas que por cualquier causa no han adquirido o han perdido un nivel de habla suficiente para comunicarse de forma satisfactoria, pueden superar sus problemas de lenguaje. Además, como apunta Ana María Julián, «los pictogramas son muy útiles no sólo para niños autistas o con necesidades especiales sino también para personas mayores y personas migradas».

Fotos

Vídeos