Meliana y Mislata avanzan en los trámites de sus nuevos centros sociales

La diputada, Mercedes Berenguer, con Bielsa y Riera . / lp
La diputada, Mercedes Berenguer, con Bielsa y Riera . / lp

La Diputación invertirá 8,1 millones de euros en ambos proyectos que serán de titularidad pública y que estarán acabados en dos años

A. D. MISLATA.

Los centros sociales de Mislata y Meliana avanza a buen ritmo y se prevé que sean una realidad en un plazo de dos años. La Diputación de Valencia, que invertirá en ambos cerca de 8,1 millones de euros está trabajando en los trámites de los proyectos. En este sentido, la responsable provincial de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, ha mantenido una serie de encuentros con los alcaldes de los dos municipios, Josep Riera, de Meliana, y Carlos Fernández Bielsa, de Mislata y con los técnicos municipales de ambos Ayuntamientos.

El objetivo es el de «asesorarles para que sepan qué documentación tienen que preparar y cómo hacerlo de la mejor forma posible. Al final no es más que facilitarles el trabajo y agilizar los procesos», explica Berenguer. En el caso de Meliana, los 3,7 millones de euros de inversión de la Diputación se destinarán a un nuevo centro de día para personas mayores con una disposición de entre 60 y 100 plazas.

Mislata, por su parte, contará con 4,4 millones de euros para rehabilitar el antiguo Hospital Militar, que acogerá una residencia de la tercera edad dotada con 40 plazas, y un centro de día habilitado para 60 personas, que atenderá también las necesidades de la comarca.

La corporación provincial va a invertir más de 11 millones de euros en los próximos dos años para materializar estos centros de Meliana y Mislata, y también los de Ademuz, Agullent, Aras de los Olmos y La Font de la Figuera. Esto, sumados a los cerca de seis millones invertidos en 2017, permitirá la creación de más de 500 nuevas plazas públicas de alcance comarcal, en 10 comarcas diferentes de Valencia.

Los seis serán centros de titularidad pública, ya que el proyecto es fruto de la colaboración entre la Diputación, la Generalitat Valenciana, que ha estudiado los proyectos con criterios objetivos y financiará el funcionamiento de los centros, y los propios ayuntamientos, que aportan el suelo o los edificios municipales a rehabilitar. Según Berenguer, «es una satisfacción enorme que diferentes administraciones colaboremos en algo tan importante como dar una respuesta a las necesidades básicas de las vecinas y vecinos».

Fotos

Vídeos