Medio Ambiente da el plazo de un mes para limpiar la planta de reciclaje de Torrent

Una máquina desmantelando la planta. / lp

La dirección territorial abre esta nueva vía antes de proceder a la ejecución subsidiaria que tiene un coste de 2,3 millones de euros

ADA DASÍ

torrent. La dirección territorial de Cambio Climático y Calidad Ambiental ha vuelto a dar un ultimátum a la empresa que gestionaba la planta de reciclaje de Torrent, ubicada en la partida de la Contienda, y actualmente en concurso de acreedores, para que limpie los terrenos y los devuelva a su estado originario. En caso de que la mercantil no atienda el requerimiento en el plazo de un mes, la administración valenciana lo ejecutará de forma subsidiaria.

El coste de esta actuación, valorado por la propia administración valenciana asciende a 2,3 millones de euros. El expediente de ejecución subsidiaria se inició en agosto de 2015, después de que los residentes cercanos denunciaran la acumulación de escombros y sucesivos incendios que se habían producido en la planta y que ponían en peligro su salud.

En las instalaciones se acumulan montañas de escombros, en su mayoría procedentes de la construcción y demolición, en un volumen que alcanza los 73.500 metros cúbicos, valorado por la conselleria. Este nuevo requerimiento llega coincidiendo con movimientos en las instalaciones, donde los residentes han advertido de la presencia de máquinas que «están trabajando y separando el hierro de traviesas de tren y desmantelando la maquinaria que hay».

El movimiento ciudadano formado para el cierre de la planta continúa con su objetivo por una doble vía y además de seguir el avance de la ejecución subsidiaria, ha vuelto a solicitar al Ayuntamiento de Torrent la limpieza de una de las dos parcelas, la número 79, que ocupan las instalaciones y para la cual, tras las averiguaciones pertinentes, se comprobó que carecía del permiso ambiental y autorización para acumular residuos.

En el escrito remitido a la administración local, se recuerda que la plataforma «no ha recibido respuesta expresa a las dos denuncias anteriores, ni se ha clausurado el vertedero ilegal con la reposición de la parcela a su estado anterior» y solicitan su «clausura».

No obstante, el Consistorio torrentino no ha estado de brazos cruzados y ha solicitado en varias ocasiones la intervención de la conselleria para terminar con el problema y los incendios producidos en las instalaciones que afectaban a numeroso núcleos vecinales de la ciudad cercanos a la planta.

En diciembre del año pasado, el Consell declaró la caducidad de la Autorización Ambiental Integrada otorgada a la mercantil en el polígono 51, parcela 13, y fue dada de baja del Registro de Instalaciones de la Comunitat. Todo esto a expensas de que gobierno torrentino cancele la autorización municipal por la que se le otorgó la Declaración de Interés Comunitario a la empresa.

Fotos

Vídeos