Manises plantea a Fomento dos alternativas para modificar el proyecto de la N-220

Rotonda. El Consistorio plantea la construcción de esta estructura elevada, a la altura del aeropuerto. / lp
Rotonda. El Consistorio plantea la construcción de esta estructura elevada, a la altura del aeropuerto. / lp

El Ayuntamiento llevará a Madrid su plan para construir una rotonda a la altura del aeropuerto y un carril de entrada y salida para el acceso a los vecinos

MARINA COSTA VALENCIA.

El Ayuntamiento de Manises está realizando «todas las gestiones posibles para que el Ministerio de Fomento no acometa el proyecto inicial de la N-220 que dividiría en dos partes el municipio», y acepte una de las dos alternativas que desde la Conselleria, en colaboración con la concejalía de Urbanismo del Consistorio manisero, se han elaborado para «integrar la N-220 en la ciudad, reduciendo su impacto sobre el municipio y beneficiando a la ciudadanía».

El proyecto que Fomento aprobó en 2015 pretende convertir la actual carretera, desde el Aeropuerto hasta la V-30, «en una autovía de dos carriles en cada dirección». En el tramo que cruza Manises se construiría un falso túnel con un carril de entrada y otro de salida al municipio en los márgenes de este, «unos carriles que desembocarían en la rotonda de Alfons Blat a la altura de la calle Pintor Pinazo».

Y el falso túnel «restringiría los accesos para cruzar esta carretera, la cual dividiría en dos Manises». El rechazo del Gobierno local a este proyecto «desembocó en un contencioso administrativo presentado por el Ayuntamiento, argumentando que Fomento no respondió a sus alegaciones en 2015».

El alcalde quiere que se escuche a la localidad «porque la obra no resuelve sus problemas» Áreas empresariales como Fuente del Jarro consideran «prioritaria» esta ampliación

Mientras el proceso judicial sigue su camino, el Ayuntamiento de Manises ha presentado un informe con dos alternativas para que Fomento «prescinda de los dos carriles que desde el falso túnel conectarían con la rotonda de Alfons Blat, y propone construir una rotonda a la altura del aeropuerto, además de incluir un carril de entrada y de salida de la base aérea que daría acceso a los vecinos del municipio a través de la calle Rosas».

Molestias

El alcalde de Manises, Jesús Borràs, asegura que «una de las principales preocupaciones del equipo de gobierno es que estas obras ocasionen las mínimas molestias posibles a los vecinos de la ciudad, teniendo en cuenta la gran envergadura del proyecto».

Para exponer esta actuación alternativa, se han producido dos reuniones durante las últimas semanas entre el alcalde de Manises, Jesús Borràs, y el concejal de Urbanismo, Ángel Mora, con responsables del Gobierno central.

Por otro lado, durante esta semana se están produciendo varias asambleas, organizadas desde la Concejalía de Participación Ciudadana, con el objetivo de informar a maniseros y maniseras de todo el relacionado con este proyecto, exponer las alternativas del consistorio y aclarar las dudas.

«Estas intervenciones efectuadas por Mora han sido muy valoradas por los vecinos a la hora de comprender la magnitud y la complejidad de este proyecto que preocupa en aspectos básicos como la contaminación acústica, por la cercanía de los nuevos carriles a las viviendas, o las dificultades que generarían las obras durante el plazo de ejecución del proyecto».

Según el concejal de Urbanismo, Ángel Mora, la propuesta planteada por el Consistorio tiene varios objetivos, por un lado, «reducir el impacto que supone aumentar el tamaño de la glorieta de Paloma porque se convierte en una barrera entre las dos partes del municipio», y por otro, «incluir otras aportaciones como que el falso túnel tenga una superficie mayor cerrada de la contemplada actualmente, así como modificar parcialmente el itinerario ciclopeatonal entre el casco urbano y el aeropuerto». Según señaló ayer el alcalde, «hemos llevado la propuesta, que requeriría la elaboración del proyecto técnico porque nosotros carecemos de medios para hacerlo, a Delegación de Gobierno y también hemos pedido una reunión con Subdelegación. Pero acudiremos a Madrid si no se nos escucha. Las obras se plantean para solucionar los problemas del tráfico, que es obvio que existen, pero no resuelve los problemas de Manises».

Entre las previsiones de Fomento para 2018 se encuentra la duplicación de la N-220 de acceso al aeropuerto de Manises, un proyecto que requerirá una inversión de más de 69 millones de euros, además de las mejoras de la V-31 entre Silla y Valencia.

En contraste a las reticencias de Manises, este es uno de los proyectos más esperados por áreas empresariales como las de Paterna para descongestionar una carretera que, prácticamente a diario, genera importantes colas y atascos.

En las últimas semanas este problema ha vuelto a la palestra al producirse varios accidentes. Fuente del Jarro recalcó la semana pasada que la ampliación de la N-220 debía ser una actuación «prioritaria».

Fotos

Vídeos