La Mancomunitat no paralizará las sanciones pues «no hay fundamentos de derecho»

A. D. CATARROJA.

Un informe jurídico solicitado por la Mancomunitat de l'Horta Sud sobre la sentencia del Tribunal Supremo ante el recurso de casación presentado por el Ayuntamiento de Catarroja, advierte que «no se trata» la cuestión de la legalidad de los fotorrojos y que no crea jurisprudencia. Según se señala, «la cuestión de si los fotorrojos miden o no magnitudes es un tema fáctico y respecto de ello no se puede entrar a fijar doctrina legal de acuerdo con la técnica procesal de este recurso de casación en interés de la ley».

Por lo que la conclusión del informe, es que «no hay fundamento de derecho» para la «paralización de los procedimientos sancionadores ni la aplicación de una medida cautelar de rescisión del contrato entre la Mancomunitat y la empresa».

El Consistorio catarrojense presentó el recurso ante la diversidad de sentencias. El juzgado número 3 de lo Contencioso-Administrativo de Valencia dictó dos de ellas en las que anuló sendas multas, una en Catarroja y otra en Massanassa, al dejar claro que las imágenes obtenidas con estos aparatos no tienen validez como prueba al no disponer del sistema metrológico. Por el contrario, también hay resoluciones en contra de los sancionados.

En el informe jurídico se advierte que «no se da la razón al recurso casando la sentencia del Juzgado número 3 de Valencia, pero tampoco se dice que estos aparatos tengan que estar sometidos a control metrológico y, en todo caso, lo que reitera el Tribunal Supremo es que los fotorrojos no miden un parámetro temporal». Insiste en que el Tribunal Supremo «no se ha llegado a manifestar sobre la legalidad o ilegalidad de los fotorrojos dado que no ha entrado en el fondo del asunto» y que deberán ser los Juzgados de lo contencioso-administrativo de Valencia «quienes habrán de interpretar correctamente dicho fallo judicial».

Fotos

Vídeos