Liberan a un vecino de Picassent que fue amordazado y atado

La Policía Local detuvo a los ladrones tras sorprenderlos cuando trataban de sacar dinero de un cajero con las tarjetas de la víctima

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

La Policía Local de Picassent ha detenido a una pareja que asaltó el chalé de un hombre y trató de sacar dinero de su cuenta bancaria tras dejarlo amordazado y maniatado en la casa. Una patrulla policial descubrió el robo y liberó a la víctima después de sorprender a los delincuentes cuando intentaban extraer dinero en un cajero con una de las tarjetas robadas. La dos personas arrestadas, un varón y una mujer, están acusadas de los delitos de robo con violencia y detención ilegal.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 3 de noviembre. Una patrulla de la Policía Local de Picassent observó cómo un hombre que llevaba un casco de moto manipulaba un cajero automático en una entidad bancaria de la localidad. Los agentes sospecharon que el individuo podría ser un delincuente, ya que no había ninguna moto cerca y todo parecía indicar que ocultaba su rostro para evitar que fuera grabado por las cámaras de seguridad de la sucursal bancaria.

Los policías locales identificaron al hombre y comprobaron que llevaba varias tarjetas de crédito que no eran suyas. Una segunda patrulla policial realizó una batida por las calles de la zona y localizó a una mujer dentro de un vehículo aparcado a unos 100 metros de distancia del cajero. Esta persona portaba un bolso del titular de las tarjetas de crédito, un juego de llaves de una vivienda y otros objetos.

Tras las versiones contradictorias y las vagas explicaciones que dieron sobre la procedencia de las pertenencias, los agentes de la Policía Local de Picassent comenzaron a realizar indagaciones para localizar al propietario de las tarjetas y averiguaron que residía en un chalé a las afueras del municipio. Una patrulla se trasladó al lugar ante la sospecha de que esta persona había sido víctima de un robo.

Y los policías no se equivocaron. Cuando llegaron a la vivienda, los agentes hallaron claros indicios de que alguien podría haber cometido un asalto, y por este motivo, comprobaron que la llave que portaba la mujer abría la puerta, accedieron al interior y localizaron al hombre en una de las habitaciones junto con sus dos perros. Estaba desorientado, amordazado y atado de pies y manos con cinta adhesiva.

Los agentes liberaron a la víctima y la trasladaron al centro de salud de Picassent. Los asaltantes le habían estrangulado para que perdiese el conocimiento y poder perpetrar el robo en el domicilio, según las investigaciones posteriores. Ante la evidencia de los hechos delictivos, los policías locales arrestaron a la pareja tras atribuirle la comisión de los delitos de robo con violencia y detención ilegal, según informaron ayer fuentes jurídicas.

Después de informarles sobre sus derechos, los agentes entregaron a los detenidos a la Guardia Civil de Picassent, que se hizo cargo de las diligencias. La mujer arrestada había mantenido una relación sentimental con la víctima tiempo atrás, por lo que todo parece indicar que planeó el robo con su compinche. Un equipo de Policía Científica de la Guardia Civil realizó una minuciosa inspección en el chalé asaltado por los detenidos.

Fotos

Vídeos