Un juzgado investiga al alcalde de Paterna y varios ediles por el concierto de Halloween

Asistentes a la celebración. / lp
Asistentes a la celebración. / lp

El contrato menor para celebrar el evento, inferior a 18.000 euros, llevado por el PP a Fiscalía y aprobado por la Junta de Gobierno Local, levanta polvareda política

MARINA COSTA PATERNA.

Un juzgado investiga al alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, y a otros dos ediles del equipo de gobierno por un contrato menor aprobado para celebrar los conciertos de Halloween 2017, proceso que llevó el Partido Popular a Fiscalía.

El fiscal ha remitido el asunto al juzgado para determinar si existen indicios de delito. El PP presentó a Fiscalía el procedimiento relativo a este contrato menor, inferior a 18.000 euros, que se aprobó por Junta de Gobierno Local, formada por PSPV, Compromís y Paterna Sí Puede.

Los populares llevaron dicho proceso por si era constitutivo de un posible delito, posteriormente fijado a título de posible «prevaricación», según recoge el escrito del fiscal remitido al juzgado el pasado 20 de noviembre.

El primer edil está «indignado» y afirma que el proceso fue «absolutamente legal»

En este sentido, se ponen de manifiesto una serie de «carencias que no cabe tener por subsanadas con el informe, firmado el mismo día del concierto a las 14:57 horas». El acuerdo de la Junta de Gobierno del 30 de octubre da luz verde a la contratación de la producción para la realización del concierto de Halloween del día inmediato siguiente (31 de octubre).

El acto de ejecutar el contrato «aparecería como manifiestamente falto de cobertura jurídica, lo que autoriza la iniciación de un proceso formal de investigación», que finalmente traslada las diligencias al juzgado decano de Paterna.

Desde el Ayuntamiento aseveraron ayer en un comunicado que el procedimiento «cumple con toda la legalidad» y que la información aportada por el PP es «deliberadamente sesgada», tras confirmar «la denuncia del grupo municipal popular a la Junta de Gobierno Local».

Sagredo afirmó ayer estar «realmente indignado y triste», tras recibir la citación judicial, en calidad de investigado. «El PP ha denunciado a la Junta de Gobierno, por hacer los actos de Halloween, que costaron menos de 18.000 euros y que se contrató de una forma absolutamente legal».

«Hemos aguantado ocho años de PP en nuestro pueblo sin que hagan nada, y al exalcalde (Lorenzo) Agustí condenado a siete años por dar a dedo más de 500.000 euros», manifestó el primer edil, para recalcar que, «a pesar de las zancadillas», seguirá «trabajando por Paterna: renovando parques, asfaltando calles, aumentando las becas, poniendo el bus a La Fe o recuperando el servicio de ambulancia 24 horas». El Consistorio señaló, además, que la denuncia ha sido «calificada de poco explícita por el mismo fiscal», según el mismo comunicado. También aseveró que presentará «toda la documentación que obra en el expediente de los conciertos» para clarificar al detalle todo el proceso.

Desde los servicios jurídicos matizaron que el expediente en cuestión contiene más documentación «que la que exige la Ley de Contratos del Sector Público, en vigor en el momento de la adjudicación de este servicio que, en relación a los contratos menores, dispone en sus artículos 138 y 111 que 'podrán adjudicarse directamente a cualquier empresario con capacidad de obrar y que cuente con la habilitación profesional necesaria para realizar la prestación y que la tramitación del expediente sólo exigirá la aprobación del gasto y la incorporación al mismo de la factura correspondiente».

Todo este asunto se deslizó ayer en el pleno de Les Corts, cuando el diputado del PP, Rubén Ibáñez, en su intervención sobre la ley de publicidad institucional replicó a los socialistas que no quisieran hablar «del alcalde de Paterna y los tres tenientes de alcalde imputados hoy (por ayer)».

Elena Martínez deja el acta

En medio de esta polvareda política levantada y, en el mismo día, la edil del PP y exalcaldesa de Paterna, Elena Martínez (que tomó la vara de mando en sustitución de Lorenzo Agustí), anunciaba que deja su acta en el Consistorio.

Martínez fue una de las ediles que firmó la denuncia del PP llevada a Fiscalía. Sin embargo, la afectada aseguró que su salida se debe exclusivamente a «problemas familiares, que no personales» y que se trataba de una decisión «muy meditada».

Por su parte, el concejal y portavoz de Compromís per Paterna, Juanma Ramón, manifestó ayer su «sorpresa» «porque ningún miembro de la coalición Compromís que forma parte de la Junta de Gobierno Local ha recibido ninguna notificación de los juzgados. De nuevo, asistimos a otro intento estéril de difamación gratuita hacia Compromís».

Fotos

Vídeos