Un informe alerta del «colapso inminente» de Los Silos de Burjassot por filtraciones

Daños en el firme. Las grietas y los agujeros en el patio dañado de Los Silos son la causa de los encharcamientos y las filtraciones en los depósitos históricos. / lp
Daños en el firme. Las grietas y los agujeros en el patio dañado de Los Silos son la causa de los encharcamientos y las filtraciones en los depósitos históricos. / lp

El Partido Popular denuncia la lentitud del Ejecutivo para acometer las reparaciones en este monumento nacional a pesar de «peligrar su estabilidad e integridad»

DANIEL NAVARRO BURJASSOT.

Algunos de los elementos constructivos de Los Silos de Burjassot, monumento de interés nacional y el máximo exponente del patrimonio local, corren riesgo de «colapso inminente». Así se desprende de un informe externo encargado por el Ayuntamiento, al cual ha tenido acceso este periódico, y que analiza los daños sufridos en este enclave protegido a consecuencia de unas deficiencias en el enlosado del patio de Los Silos. El mismo, concluye que el conjunto sufre un «grave riesgo» estando comprometida «la estabilidad, la seguridad y la integridad» del mismo.

Los daños sufridos en el enlosando se produjeron a finales de 2016 a consecuencia de una racha de fuertes lluvias, impidiendo desde entonces las visitas a los propios depósitos centenarios y limitando los encuentros a la zona superior del conjunto. En concreto, los encharcamientos han provocado una vaguada en el material de la superficie, así como grietas en la misma, favoreciendo la entrada de agua en la estructura.

Estas deficiencias han provocado «el colapso del revestimiento vertical del mortero de cemento que recubría el paramento en uno de los accesos», así como «desprendimientos y arrastre de tierras en el muro de mampostería que protege el patio, alcanzando de forma natural la base del segundo de los silos visitables». Precisamente, el documento subraya la «gravedad» de estas deficiencias al conectar las filtraciones «directamente sobre el terreno subyacente, afectando a la integridad y a la estabilidad de los depósitos».

De igual manera, un segundo informe alerta también de los deterioros en el Embarronat derecho, inmueble contiguo cuyo tejado ya fue desmontado, pues se detectó un grave deterioro en su estructura de madera y un elevadísimo riesgo de desprendimientos. Tras esta intervención, quedaron en pie algunos muros que presentan «cierta inestabilidad», con el consecuente «riesgo para la seguridad e integridad del propio edificio y del parque infantil contiguo», el cual permanece vallado desde entonces.

Dicha realidad, provocó que en mayo del año pasado el arquitecto urgiese a realizar «al menos una reparación parcial y puntual» con carácter «urgente» para preservar la integridad de Los Silos». Sin embargo, a pesar de la manifestación de premura a la hora de ejecutar las obras, no ha sido hasta finales del mes de enero cuando el Equipo de Gobierno de Burjassot ha aprobado una modificación de crédito de 30.000 euros, para acometer los trabajos en este grupo arquitectónico. En concreto, las tareas de mejora en el edificio de los Silos consistirán en el levantamiento del suelo para recolocar la argamasa, eliminando así el hundimiento actual y procediendo al cerramiento del firme. Todo ello permitiría la reapertura al público de estos almacenes históricos. También, se ha destinado al equipo de la brigada de obras para llevar a cabo las reparaciones de menor envergadura en el Embarronat.

Está situación ha provocado las denuncias del PP de Burjassot, cuya portavoz, Sonia Casaus, denunció «la obstaculización de acceso a este expediente» y el cual «el equipo de gobierno ha guardado en el cajón durante nueve meses a pesar de los peligros de derrumbe».

Además, la responsable denunció la lentitud del Ayuntamiento, a pesar de que «la Conselleria ya autorizó en octubre las obras, que a día de hoy aún no han comenzado», y censuró «los esfuerzos del equipo de Gobierno por restarle importancia a este asunto».

Casaus demandó más reivindicaciones al alcalde, Rafa García, «para conseguir fondos que permitan rehabilitar el monumento de otras administraciones, tal y como se solicitaban cuando gobernaba el PP en la Generalitat y en el Consistorio de Valencia». Asimismo, lamentó las consecuencias para los vecinos de Burjassot de que el alcalde sea «ninguneado por sus compañeros», aunque hayan gobiernos de izquierdas en el Consistorio, la Diputación y la Generalitat.

Desde el Ejecutivo justificaron la tardanza en llevar a cabo los trabajos por «la lentitud de los trámites administrativos». Además recordaron que «el Consistorio tan solo tiene poder de uso y mantenimiento en el conjunto, por eso hemos estado buscando financiación externa para acometer las obras desde que se autorizaron». Si bien, finalmente será el Consistorio el que se encargue de llevar a cabo esta inversión, pero desde el Equipo de Gobierno aseguran que «el proceso de búsqueda continua abierto».

Fotos

Vídeos