Un incidente en la piscina de Xirivella obliga a anclar las taquillas de los vestuarios

El bloque de taquillas que cayó sobre la mujer. / lp
El bloque de taquillas que cayó sobre la mujer. / lp

A. D. XIRIVELLA.

La denuncia de un usuario de la piscina cubierta de Xirivella, después de que su mujer sufriera un accidente en los vestuarios, ha llevado al Consistorio a anclar las taquillas a la pared. Según relata el afectado, Rafa Pastor, «mi mujer estaba cambiando a mi hijo tras la clase de natación mientras los niños jugaban en las taquillas y le cayó todo el bloque sobre la espalda». La mujer fue atendida en el ambulatorio y trasladada después hasta el Hospital para su supervisión, donde se le diagnosticó traumatismo cranoencefálico, del que, tras varias semanas, sigue convaleciente.

Tras el incidente, «que podría haber sido mucho peor si le cae encima a algún niño», como señala, Rafa planteó el problema ante los responsables del complejo «pero decían que había sido culpa de un mal uso y no ponían solución». «Hay que tener en cuenta que los usuarios también son niños y es preciso asegurarlo para que no vuelva a ocurrir», advertía.

Una semana más tarde, el departamento de Deportes optó por atornillar los paneles de taquillas a la pared, aunque advierten que «las instalaciones no han generado ningún problema en los 20 años que están en marcha y nunca ha habido ninguna queja o indicio de mal funcionamiento» y señalan que se trata de «un mal uso».

Fotos

Vídeos