Un incendio por un petardo quema coches, contenedores y fachadas en Burjassot

Arriba, el aparatoso incendio en Burjassot afectando a los edificios aledaños. Izquierda, uno de los coches alcanzados por las llamas. /  MARÍA TERRÁDEZ/ LP
Arriba, el aparatoso incendio en Burjassot afectando a los edificios aledaños. Izquierda, uno de los coches alcanzados por las llamas. / MARÍA TERRÁDEZ/ LP

El fuego obligó a desalojar el inmueble localizado en Lauri Volpi y varios vecinos tuvieron que ser atendidos por inhalación de humo

DANIEL NAVARRO BURJASSOT.

Nueve bomberos de los parques de Burjassot y Paterna tuvieron que sofocar un aparatoso incendio en la madrugada de ayer, localizado en la calle Lauri Volpi de Burjassot, que causó una gran cantidad de daños materiales provocados por el volumen de las llamas.

De acuerdo con fuentes de la Policía Local, que acudieron a la zona, el motivo del fuego posiblemente fue la «mala utilización de artículos pirotécnicos». Concretamente, el mismo se inicio en un contenedor, donde previsiblemente habría sido colocado dicho petardo y cuya detonación provocó la combustión de los depósitos.

El incidente se produjo a las 3 de la madrugada, en la avenida Lauri Volpi, donde el fuego se extendió rápidamente a otros dos depósitos aledaños, incrementando así el tamaño del mismo. A pesar de que los contenedores estaban vacíos, fuentes oficiales explicaron la velocidad con la cual se consumen los mismos debido al material del cual están hechos.

El fuego afectó también a dos vehículos que se encontraban estacionados en la zona. Uno de ellos acabo prácticamente calcinado por completo, mientras que el otro se dañó de forma parcial.

Las llamas afectaron también a algunos edificios colindantes. Mientras que uno de los inmuebles tan solo acabó con las puertas de acceso dañadas, otro sufrió grandes daños en la fachada. La peligrosidad de la situación obligó al dispositivo de bomberos a desalojar a los residentes en el mismo, teniendo que ser varios de ellos tratados por inhalación de humos y algunos otros por una crisis nerviosa, debido a la celeridad con la que se produjo el incidente.

Varios vecinos señalaron ayer como causantes del incendio a miembros de una comisión fallera que se encuentra a escasos metros de la zona. No obstante, representantes de la agrupación aseguraron a este periódico que «la falla no había organizado ninguna actividad a esas horas de la noche, y de hecho, el casal se cerró a las 19 horas, ya que, debido a la importancia de la vía donde estamos situados, todavía no tenemos autorizado el montaje de la carpa».

Fuentes de la Policía Local de Burjassot demandaron ayer «responsabilidad en el uso de productos pirotécnicos para evitar que se produzca una desgracia». En esta línea para evitar actos vandálicos y velar por la seguridad ciudadana, tanto el cuerpo local como el nacional reforzarán sus efectivos desde este fin de semana con motivo de las fiestas josefinas de 2018, dentro del dispositivo especial coordinado conjuntamente con el Ayuntamiento de la localidad.

En concreto, a las dos patrullas municipales que discurren de manera ordinaria por la localidad, se sumará un tercer grupo de vigilancia. Asimismo, también se dispondrán dos patrullas de la Policía Nacional para completar las actuaciones de control.

Este dispositivo especial marcado por el inicio de las fiestas falleras obligará a cortar casi 30 calles del municipio, con el objeto del montaje de las carpas falleras, así como por la plantà de los monumentos y la celebración de actos festivos.

Fotos

Vídeos