A 30 grados para renovarse el carné

CSI.F denuncia que más de cien usuarios y seis funcionarios soportan cada día las altas temperaturas El aire acondicionado de la oficina de Torrent está estropeado desde este invierno

ADA DASÍ TORRENT.

Más de 30 grados es la temperatura que soportan los seis funcionarios que tramitan el DNI y pasaporte en la comisaría de la Policía Nacional de Torrent, junto a los más de cien usuarios que a diario acuden a la expedición de estos documentos. Desde la central sindical del CSI.F apuntan que esta situación «se debe a la falta de reparación de la climatización» y a que «tampoco, a pesar de la petición expresa, han recibido ventiladores» por lo que la única opción es abrir las ventanas, hidratarse lo suficiente o recurrir a un buen abanico.

Recuerdan que la legislación de riesgos laborales «prevé un máximo de 27 grados». Según las mediciones realizadas por el sindicato, ayer mismo, la temperatura alcanzada en el interior de la oficina, a las diez de la mañana, fue de 30,5 grados pero el problema «puede agravarse de cara al veranO, cuando previsiblemente hará más calor». A la temperatura ambiente, desde el sindicato apuntan que «las máquinas de expedición de los documentos, con el sistema de plastificación de temperaturas, transmiten aire caliente, por lo que la sensación de bochorno en las dependencias aumenta».

Desde el CSI.F explican que el local de expedición de DNI y pasaporte en Torrent tiene el sistema de climatización en mal estado «desde hace dos años» y en este tiempo «ha funcionado intermitentemente hasta el pasado invierno, cuando se estropeó de manera definitiva».

Esta situación obligó a los empleados ha llevar a la oficina sus propios calefactores y estufas ante la falta de reparación. «El problema persiste y el Ministerio del Interior sin enviar ventiladores reclamados como solución provisional»

Las mismas fuentes señalan que este inconveniente «puede derivar en un hecho similar al de Abastos, en Valencia, donde las altas temperaturas han obligado a cerrar las dependencias y trasladar la atención a otra oficina». «En ambos casos, el problema se debe a la falta de reparación del aire acondicionado», añaden. En este sentido, urgen al Ministerio a reparar la climatización en estas dependencias. Del mismo modo, recuerda que, según el Real Decreto 486/1997, la temperatura máxima permitida en instalaciones laborales es de 27 grados, «por lo que en el caso de Torrent se está incumpliendo, como ya ocurrió en la comisaría de Abastos antes de su cierre este lunes y que denunció CSI.F la pasada semana».

En este local, la avería del aparato de aire acondicionado ocasionó que las temperaturas registradas alcanzasen los 31 grados que, según el sindicato soportaban a diario, y coincidiendo con la ola de calor, un total de diez empleados públicos y los 180 usuarios que acuden todos los días con cita previa y otros tantos sin ella.

Fotos

Vídeos