Godella plantea cerrar el jardín de La Devesa por las noches y dotarlo de vigilancia

El jardín de la Devesa de Godella, en una imagen aérea. / lp
El jardín de la Devesa de Godella, en una imagen aérea. / lp

Compromís propone impedir el acceso de animales al parque para proteger la flora, así como prohibir el uso de bicicletas, patinetes y motos en la instalación

DANIEL NAVARRO GODELLA.

El último Consejo Sectorial de Urbanismo y Medio Ambiente (CUMA) de Godella puso sobre la mesa las primeras dos propuestas en firme de dos de los partidos que integran el tripartito del equipo de Gobierno municipal. En esta línea, los proyectos que se pusieron sobre la mesa fueron los de Compromís y el PSPV, a la espera de que en la próximas semanas el resto de formaciones presenten también sus ideas.

En esta línea el plan de Compromís pasa por dividir en dos zonas el jardín. La primera afectaría a los 8.000 metros cuadrados de los antiguos huertos, incluyendo la casa del lago; y otro espacio de 9.000 metros cuadrados, que corresponden a la zona de bosque, la cual gozaría de una protección mayor, con mínimas intervenciones humanas, al contar con un mayor valor botánico y mediambiental.

Precisamente, la formación plantea hacer del parque una zona cerrada durante la noche con un servicio de seguridad que garantice la apertura y el cierre, así como el correcto uso de la instalación. En esta línea, ponen como ejemplo el parque de l'Eixereta de Burjassot, el cual permanece abierto al público de las 8:30 y hasta las 21:30 horas; y con el cual subrayan la necesidad de «establecer un convenio entre ambos para conservar y mantener mancomunado ambos jardines contiguos».

Los planes presentados proyectan una zona de picinic y espacios infantiles con tirolinas y toboganes

De igual manera, también recalcan la necesidad de no permitir el acceso de perros o colonias de gatos al parque, al ser «incompatibles con el respeto a la fauna». Bajo la misma premisa se quieren dejar fuera a los vehículos a motor, así como otros como las bicicletas, los patinetes y similares.

Por su parte, el PSPV, es favorable a reducir el espacio de menor protección hasta los 6.000 metros cuadrados. En esta área, plantea una zona lúdico-deportiva dedicado especialmente a las personas mayores y a los niños, con recorridos cardiosaludables y carteles explicativos.

Ambas formaciones, se muestran favorables a la creación de un parque «con las características especificas relacionadas con el espacio natural de alrededor, con tirolinas, cuerdas tradicionales y toboganes además de juegos tradicionales para los más pequeños». Además se busca crear una «zona de picnic con mesas y sillas de madera», con el objetivo de crear un lugar que fomente la socialización, dejando incluso sobre la mesa permitir la instalación de un quiosco.

También están a favor de la creación de rutas didácticas en área más natural. Los socialistas plantean «la adaptación del camino existente a senda interpretativa de la huerta y del bosque mediterráneo, orientada a cubrir cuatro funciones básicas: conservación, divulgación y puesta en valor del entorno». En esta línea, los de Compromís subrayan la importancia de que «los caminos conserven su fisionomía de tierra, minimizando el impacto de superficies duras, como el asfalto o el enlosado».

Fotos

Vídeos