La gestora de Parc Central de Torrent concluye la inversión de 400.000 euros en el complejo

El grupo municipal Guanyant critica que las instalaciones «están deterioradas por el uso» y la «pasividad» del equipo de Gobierno

ADA DASÍ TORRENT.

La empresa gestora de la Ciudad del Deporte Parc Central ha concluido la primera fase de inversiones en las instalaciones por valor de 400.000 euros y, en breve, iniciará la segunda con la que alcanzará la cifra de cerca de 850.000, tal y como se recoge en el convenio firmado entre la mercantil y el Ayuntamiento para asumir la deuda por el impago del canon anual.

Las obras comenzaron en agosto y se han alargado hasta este mes debido, tal y como explica el concejal de Gestión de Recursos, Andrés Campos «a que se han detectado problemas estructurales que han tenido que resolverse». Este es el caso del spa, «al levantar el piso se ha detectado que se debía afrontar una reforma integral». A pesar de ello, «no han parado y se continúa trabajando para resolver la deficiencias», añade Campos.

La primera parte de las obras del complejo se han centrado en trabajos de piscina y vestuarios, de demolición y albañilería, entre los que cabe destacar la reforma de la planta de la piscina, que producía filtraciones, carpintería metálica, climatización, electricidad, contra incendios y la iluminación. Además, se ha mejorado el servicio al cliente con la construcción de un vestuario infantil, la instalación de monomandos para regular la temperatura de la ducha, la sustitución de los sumideros y la implantación de nuevo equipamiento de cardio con internet, televisión y música.

La segunda fase del proyecto se centrará en la separación de zonas secas y de agua, en la reforma de la zona interna de baños y spa y en la creación de un acceso en el hall de entrada para la nueva zona de clases dirigidas.

Denuncias

No obstante, desde al plataforma Guanyant Torrent se ha puesto de relevancia las «deficiencias» del complejo deportivo y critican que, «tanto la empresa como el Ayuntamiento, hacen dejación de responsabilidades respecto de las instalaciones deterioradas por el uso». La formación señala que se hace eco de las «protestas de los usuarios» y remarca cuestiones como que «el servicio de limpieza deja mucho que desear, ya que se ha reducido en personal contratado al efecto, particularmente en el sector de duchas y servicios, así como los vestuarios».

También apuntan que «en la terraza superior del edificio, se encuentra un jacuzzi exterior, al que no se puede acceder con total seguridad ya que los azulejos se encuentran sueltos y muchos de ellos rotos, con el peligro que esto supone para las personas que acceden». Por otra parte, «se ha observado que el servicio de mantenimiento en caso de romperse alguna instalación o aparato del gimnasio, resulta más que deficiente».

Por ello, piden que el Ayuntamiento «tome cartas en el asunto, realice las mejoras que usuarios y usuarias piden y tienen derecho por el contrato que en su día firmaron por la calidad de la oferta realizada» y, en caso contrario «se debe tomar una decisión drástica respecto a esta infraestructura deportiva de la ciudad, antes de que no se deteriore significativamente».

Desde el equipo de Gobierno, Campos, advierte que «es normal que cuando se están haciendo obras provoquen molestias a los usuarios», aunque destaca que el complejo «está al máximo de abonados de su historia y se continúa trabajando para mejorar». «Se ha abierto ya el spa interior, se ha subido de 28 a 31 empleados y se ha ampliado a jornada completa a cinco de ellos. También hay un socorrista más y se ha incrementado la limpieza», apunta y señala que los usuarios «son conscientes de las mejoras».

Además, añade que «con la inversión de 400.000 euros que se ha hecho, más el aval de 250.000, la adjudicataria ya casi ha asumido el valor de la deuda total».

Fotos

Vídeos