Fuente del Jarro pide un plan de emergencias específico y más hidrantes contra el fuego

Una de las naves afectadas por el incendio, al día siguiente del suceso. / m. c.
Una de las naves afectadas por el incendio, al día siguiente del suceso. / m. c.

Cinco meses después del incendio de Indukern, los empresarios demandan más seguridad, accesos y mejoras a todas las Administraciones

MARINA COSTA PATERNA.

El sábado se cumplen cinco meses del incendio que calcinó varias empresas y obligó a desalojar a más de 200 en la segunda fase del polígono Fuente del Jarro. Los empresarios de Asivalco demandaron ayer la puesta en marcha de un plan de emergencias específico para el parque industrial y la colocación de nuevos hidrantes que permitan combatir el fuego a menos distancia.

El último susto se produjo hace poco más de una semana y aunque se prendió un solar con algunos restos como palés y no hubo que lamentar prácticamente ningún desperfecto en las fábricas colindantes, «el fuego volvió a encender de nuevo todas las alarmas», destacó el gerente de Asivalco, Joaquín Ballester.

Los empresarios subrayan la necesidad de poner en marcha planes y mejoras pendientes con ayuda de todas las Administraciones implicadas. El balance, tras estos cinco meses, «es que se han anunciado proyectos y actuaciones de mucho interés que ahora deben ponerse en marcha lo antes posible».

Un ejemplo es la ejecución «de un segundo túnel de conexión entre fases en el que el Ayuntamiento ya está trabajando. De hecho, ya ha previsto materializar una partida de 150.000 euros para la redacción del proyecto». Otra necesidad es ahondar en la comisión mixta puesta en marcha para empezar a trabajar «en los planes de emergencia y seguridad industrial. Hace cinco o seis años, el Consistorio elaboró un plan que debe actualizarse y completarlo con uno específico para Fuente del Jarro, con la ayuda de la Generalitat».

Dentro del mapa de seguridad, otro punto importante es el de los hidrantes o bocas de agua que los bomberos utilizan en caso de incendio. El Consistorio ha aumentado su número «de forma importante en los últimos dos años pero es cierto que, de media, el promedio es que en Fuente del Jarro hay un hidrante cada 300 metros, aproximadamente, y sería conveniente estudiar nuevas ubicaciones a nivel geográfico, para recortar distancias, pero también en función de los puntos de mayor riesgo».

También desde Asivalco y Fepeval (Federación de Polígonos Empresariales de la Comunitat Valenciana) solicitaron ayudas directas para las empresas más afectadas de Fuente del Jarro y la puesta en marcha de planes de seguridad industrial en los parques empresariales «sobre los que se debe empezar a trabajar de lleno». La Generalitat abrió «una línea de crédito para las firmas afectadas a interés de mercado, con tres años de carencia, a falta de que se cubran una parte de los intereses, cuestión que esperamos no tarde ya demasiado».

La última petición pendiente la elevan los empresarios al Ministerio de Fomento al reclamar «la necesidad urgente de disponer de unos accesos directos que resolverían las emergencias y los atascos endémicos que arrastra el polígono, tras el reciente repunte de la actividad industrial».

Cinco meses después del siniestro, una de las empresas afectadas por el incendio presentó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción y dos se afanan en poder recuperar la actividad «aunque están en plena reconstrucción desde cero.

También han puesto en marcha dos eres temporales que afectan a decenas de familias». Otras naves quedaron dañadas «parcialmente y han podido retomar la actividad poco a poco».

Fotos

Vídeos