Finalizan los trabajos en la fosa 113 de Paterna con 50 cuerpos exhumados

Los cadáveres han sido trasladados a Madrid para llevar a cabo las tareas de identificación del ADN que durarán cerca de un año

D.NAVARRO

paterna. La Diputación de Valencia anunció ayer el fin de las excavaciones en la fosa común 113 de Paterna tras dos meses de trabajo, en la que han catalogado como «la fosa exhumada más grande toda la Comunitat Valenciana».

Las tareas realizadas han permitido localizar hasta cincuenta cuerpos de personas represaliadas durante la época franquista. En concreto, de la cifra total de cadáveres, 49 de ellos estaban dentro de la fosa, que tenía el tamaño de dos por dos metros y estaba recubierta de cal; mientras que el otro cuerpo estaba dentro de un nicho.

En el balance oficial, al cual han acudido la diputada de Memoria Histórica, Rosa Pérez, junto con el director de arqueología de ArqueoAntro, Miguel Mezquida, y el presidente de la Asociación de Familiares de las Víctimas de la Fosa 113, Santiago Vallés se ha explicado que los cuerpos hayados «mostraban evidencias de haber sido maniatados, así como de haber recibo traumatismos fuertes antes de su muerte y junto a ellos se han podido identificar también diferentes objetos personales de las víctimas».

Además, se ha destacado que los mismos «tenían orificios de entrada de balas y todos ellos, excepto dos, presentaban evidencias del denominado tiro de gracia». «Tras analizar las balas que aún se conservaban, se ha demostrado que era el modelo que usaba la Guardia Civil durante el periodo franquista», explicaron.

Los cincuenta cuerpos fuerontrasladados ayer a Madrid para su proceso de identificación de ADN, que se prevé se prolongue aproximadamente un año.

Fotos

Vídeos