El fervor inunda las calles de l'Horta

Devoción. Un instante de la solemne representación en Benetússer, realizada por el grupo teatral La Pasión. / lp
Devoción. Un instante de la solemne representación en Benetússer, realizada por el grupo teatral La Pasión. / lp

La Pasión de Benetússer, el Encuentro Doloroso de Torrent y la Procesión del Santo Entierro en Paterna fueron los actos más multitudinarios Los vecinos no quisieron perderse las grandes citas que la comarca ofrece en Viernes Santo

D. NAVARRO / A. DASÍ

VALENCIA. Un año más, l'Horta brilló en su ineludible cita en la solemne fecha de Viernes Santo. Las calles de la comarca se llenaron de pasión, reflexión y fervor en una de las jornadas más importantes de la Semana Santa. Los vecinos acudieron un año más en masa a las grandes citas que se celebran en la comarca.

Precisamente, el grupo teatral La Pasión de Benetússer volvió a trasladar a cientos de fieles a las últimas horas de la vida de Cristo. La plaza del Ayuntamiento estuvo repleta de un público expectante que presenció el juicio de Jesús ante Poncio Pilato, los latigazos que recibió, con toda su crudeza, de manos de los romanos, por denominarse el Rey de los Judíos y la colocación de la corona de espinas que se clava en su cabeza y hace brotar la sangre.

Tras estas escenas sacras, Sergio Ataz, que lleva tres años encarnando al personaje del hijo de Dios, recorrió la calle de la Amargura con la cruz a cuestas, tras el desfile de las hermandades y cofradías. Las tres caídas que sufre en su camino hacia el monte del Calvario, fueron los momentos más emotivos de la jornada. La representación concluyó con la crucifixión, junto a los dos ladrones.

Sergio Atraz volvió a representar a Cristo por tercer año consecutivo en el popular traslado

En Torrent el Viernes Santo, también se vivió con especial intensidad. A las nueve de la mañana, el Encuentro Doloroso de la Virgen de los Dolores con Jesús Nazareno inundó de devoción la plaza Mayor con la presencia de todas las hermandades. A las doce del mediodía, el toque de tambores rompió el silencio de las calles en la 'Trencà de l'Hora', a los pies de la Torre y, por la noche, el silencio volvió a imperar en la procesión del Santo Entierro que concluyó con el acto de adoración al Cristo Yacente. Hasta once procesiones se vivieron entre el Jueves y el Viernes Santo.

Mañana será el día más emocionante para la Reina del Encuentro y Ángel de Resurrección, Cristina Peris. La joven lucirá el vestido con una capa de siete metros para encarnar a la figura de la virreina Germana de Foix en el Encuentro Glorioso entre Cristo Resucitado y la Virgen de la Resurrección que tendrá lugar en la plaza Mayor. Allí, se abrirá la 'carxofa' de donde saldrán los tradicionales aleluya, papeles con mensajes escritos sobre la actualidad local.

Por su parte, en Paterna, la Real Cofradía del Santísimo Cristo de la Fe y San Vicente Ferrer de Paterna, con la colaboración del Ayuntamiento, llevaron a cabo diferentes actos a los que se sumaron las parroquias del municipio. De esta manera, en la parroquia de San Pedro Apóstol la jornada festiva estuvo protagonizada por los Santos Oficios de la Pasión y Muerte de Cristo. Por su parte, la parroquia de Nuestra Señora de los Desamparados, en el barrio de Alborgí, festejó el Viernes Santo con la colocación de velas ante el Monumento y un Vía Crucis, seguido de los Oficios de Adoración a la Cruz. En Santa Rita también se llevó a cabo durante la mañana un Vía Crucis y ya por la tarde se llevaron a cabo los Santos Oficios de la Pasión y Muerte del Señor, la Adoración de la Santa cruz y Comunión. La procesión del Santo Entierro, que recorrió las principales parroquias del municipio, sirvió como broche de oro.

En Alboraya, el municipio celebró el día grande de la Semana Santa, tras su reciente declaración como Fiesta de Interés Turístico Provincial. La jornada inició con el piadoso Via Crucis, cuyo recorrido partió desde la calle Abadía, hasta el templo parroquial en la plaza de la Constitución. Ya por la tarde, Alboraya revivió el Solemne Santo Entierro, que concluyó con el canto Miserere ante el Santo Sepulcro y finalizó con el Solemne Besapiés.

También en Moncada se revivió el 'Misterio de la Pasión', una de las citas favoritas del público, al contar con varias escenas también declaradas de Interés Turístico.

Fotos

Vídeos