Farolas de carretera y tapas metálicas para evitar daños

Las medidas tomadas por el Ayuntamiento para evitar actos vandálicos en el barrio han sido variadas y algunas curiosas. Una de las más recientes fue cambiar las farolas habituales de una plaza por otras de carretera para devolver la luz a una zona del barrio que llevaba en esas condiciones más de seis años. El Ayuntamiento instaló luminarias especiales, de doce metros de altura, en la plaza Llaurí para que los continos robos de cobre y material no volvieran a dejar a oscuras a los vecinos. Las reivindicaciones vecinales obligaron a buscar una fórmula que alejara las bombillas de los amigos de lo ajeno. El Consistorio también optó por reponer contenedores metálicos para evitar daños.

Fotos

Vídeos