Más de mil euros por tres minutos de pleno

Momento de la votación de la urgencia, en el pleno del lunes. / lp
Momento de la votación de la urgencia, en el pleno del lunes. / lp

El voto en contra de Compromís, Pasip y EU sobre la urgencia de la sesión extraordinaria para suspender licencias obliga a llevar el mismo punto dos días después

MARINA COSTA PATERNA.

El pleno extraordinario de Paterna que duró el lunes tres minutos de reloj tuvo un coste superior a los mil euros, entre gastos de personal y mantenimiento (técnicos de sonido, funcionarios, policía y concejales no liberados). Sólo respecto al cobro por asistencia «de cada edil no liberado, con seis en total, el gasto ya supone casi 400 euros», indicaron ayer fuentes municipales consultadas.

Vecinos y representantes políticos criticaron esta sesión relámpago a la hora de abordar un asunto que mañana mismo se volverá a tratar en otra extraordinaria, esta vez convocada a las ocho de la mañana.

El punto era el relativo a la suspensión de las licencias para proyectos de uso asistencial, en relación al centro de menores previsto en Montecañada. Compromís, Pasip y EU votaron en contra de la urgencia (era necesario en este caso el respaldo de dos tercios del hemiciclo), lo que evitó que el pleno pudiera proseguir. Ese mismo punto es el que se lleva mañana de nuevo y que se prevé salga adelante.

Vecinos asistentes criticaron «haber venido hasta aquí para nada» por el «nulo resultado»

Vecinos que habían acudido a la convocatoria mostraron su disgusto por la celeridad de la sesión y el «nulo resultado. Hemos venido hasta aquí para nada», lamentó uno de ellos.

El alcalde Juan Antonio Sagredo explicó, nada más comenzar, que la convocatoria partía de una moción socialista con una enmienda in voce aprobada la semana pasada. En ella se determinaba la necesidad de elaborar un informe urbanístico para determinar los usos asistenciales según el Plan General y un proceso participativo vecinal. El objetivo era aprobar la suspensión cautelar de licencias para uso asistencial de manera inmediata, mientras se acomete dicho estudio.

Sagredo recordó entonces que en el caso de que la votación sobre el carácter de urgencia no saliera adelante, se debería establecer otro pleno extraordinario, 48 horas después. «Si alguien vota en contra o se abstiene y no se puede tratar este punto, se convocará un pleno extraordinario lo antes posible» y alertó a los concejales que tuvieran en cuenta que «si no se trata hoy, se va a tratar dos días después, con el consiguiente perjuicio para el Ayuntamiento».

Ningún grupo tomó la palabra cuando el primer edil abrió el turno de intervenciones y, a continuación, votaron a favor PSPV, PP, Cs y los dos ediles no adscritos. En contra, lo hicieron Compromís, Paterna Sí Puede (socios del PSOE en el Pacte del Batà) y EU, formaciones que respaldan la instalación del centro de menores.

«El jueves era el primer día que se podía hacer el pleno sin ser urgente y se convoca a las 8 horas para que después, el que quiera, ejerza su derecho a huelga», en el Día Internacional de la Mujer. De todas formas, el alcalde «advirtió desde el principio que no tenía sentido alargar ni ocasionar más gastos a los ciudadanos con otro pleno», puntualizaron ayer desde el Ejecutivo.

Por su parte, el PP destacó que «tres minutos fueron suficientes para poner de manifiesto la ruptura existente en el Equipo de Gobierno paternero, el llamado Pacte de Batà. El pleno, convocado por el alcalde de manera urgente y extraordinaria tras la sesión ordinaria de febrero, fue cerrado al poco de comenzar al votar sus socios de gobierno, Compromís y Podemos, en contra de la urgencia que el propio alcalde motivó». Este debate «surge tras otra disputa entre Compromís y el PSOE de Paterna, esta vez por cuenta del centro de menores que Mónica Oltra pretende instalar en Montecañada y que encuentra la oposición del Partido Popular».

Desde Podemos piden a Sagredo «no cruzar la línea roja. Esperamos que el alcalde de Paterna redireccione su objetivo de bloquear las licencias para los centros asistenciales en la población. Con diálogo, información y negociación, nos ponemos a su lado para solucionar problemas, no para crearlos». Desde el grupo Municipal Paterna Sí Puede y desde Podemos Paterna, «estamos convencidos que con diálogo, negociación y la buena voluntad de todas y todos, podremos seguir viviendo en una Paterna tradicionalmente acogedora».

Fotos

Vídeos