El mal estado del gimnasio en el instituto de Meliana obliga a suspender clases

Estado del gimnasio. / lp
Estado del gimnasio. / lp

Los desprendimientos del falso techo del pabellón despertaron las quejas de los alumnos y sus familias ante «la falta de medidas de seguridad»

DANIEL NAVARRO MELIANA.

El mal estado del pabellón deportivo del Instituto de Educación Secundaria La Garrigosa de Meliana obligó ayer a paralizar las clases de gimnasia, ante el riesgo de desprendimiento de las placas que conforman el falso techo de la instalación.

La situación ha despertado las quejas de los alumnos que iban a realizar las clases en dicho gimnasio, después de que los responsables hubiesen colocado varios conos en las zonas con mayor riesgo de desprendimiento con el objetivo de no cruzar por esa parte.

En esta línea, fueron los propios alumnos los que, tras comenzar la clase, exigieron al profesor paralizar la misma, al no contar «con las garantías de seguridad suficientes para hacer las actividades previstas».

«A pesar de que la zona en peor estado se encuentra en el espacio central de la dotación, que es donde se habían colocado los conos de seguridad, el riesgo de caída se extiende por todo el techo del gimnasio», explicaron los afectados a a este periódico. Tal y como pudo comprobar este diario, algunas de las placas se encuentran desplazadas, otras están a punto de caer, y otras presentas agujeros y grietas, evidenciando que el problema se extiende por todo el pabellón.

«En esta instalación los niños juegan con pelotas y con otros equipamientos deportivos», advirtieron las familias afectadas. «Los críos no pueden correr el riesgo de que parte del techo se les venga encima, porque cualquier balón puede provocar que se caigan varias planchas y eso no se soluciona con cuatro conos», lamentaron.

Las familias exigieron al centro «los arreglos necesarios para que los alumnos puedan llevar a cabo las clases». Además demandaron a la dirección del instituto «que no reanude las clases de Educación Física que se hagan dentro del gimnasio, hasta que el problema esté solucionado».

Precisamente, los padres recordaron que «esta no es la primera vez que se advierte del mal estado en el que se encuentra esta instalación educativa».

A las críticas por el estado del centro se sumaron también desde el grupo popular municipal que lamentaron que «la instalación esté dejada de la mano de Dios, y que haya inversión para actividades catalanistas, pero no para invertir en este centro, que cuenta con muchas deficiencias».

En concreto, desde la agrupación recordaron que «cuando el Partido Popular gobernaba en el Consistorio, se llevaron a cabo inversiones de mantenimiento para mejorar las instalaciones».

Por su parte, el alcalde del municipio, Josep Antoni Riera, explicó al respecto que «desde la concejalía de Educación se pusieron durante el día de ayer en contacto con el centro, para hacerse cargo de este problema».

Igualmente, avanzó que «el instituto está valorando la solución más eficaz», hasta acabar con el problema, lo que pasaría por retirar aquellas placas modulares que se encuentran en peor estado.

Fotos

Vídeos