UGT eleva al Sindic una queja por «vulneración de derechos» de una policía en Burjassot

M. C. BURJASSOT.

UGT PV ha presentado una queja al Síndic de Greuges contra el Ayuntamiento de Burjassot por «vulneración de derechos» de una policía local embarazada a la que asegura «no se le contestó a su petición de segunda actividad, tal como regula la norma de organización y funcionamiento de los cuerpos de policía local». Al no obtener respuesta a su petición y como se acababa la comisión de servicios, pidió renovarla. «Entonces se encontró con que se la negaban por motivos económicos, mientras que a otros compañeros sí se les ha renovado».

Desde el Consistorio negaron ayer «tajantemente que hubiera discriminación. La razón fue económica» y recordaron que es uno de los ayuntamientos «con mayor número de mujeres contratadas».

Fotos

Vídeos