Detienen a una vecina de Paiporta tras pinchar las ruedas de más de 100 coches

Uno de los coches dañados por la vecina de Paiporta. / lp
Uno de los coches dañados por la vecina de Paiporta. / lp

La residente pasa a disposición judicial tras confesar los hechos, a pesar de haberse autolesionado y dañado su propio vehículo para no levantar sospechas

DANIEL NAVARRO PAIPORTA.

La Guardia Civil y la Policía Local de Paiporta detuvieron ayer a una vecina como presunta autora material del pinchazo de las ruedas de más de un centenar de vehículos en una comunidad de vecinos en la calle Doctor Marañón.

La arrestada, vecina de una de las fincas afectadas, confesó el delito al ser llamada a declarar por la Guardia Civil, tras haber asegurado previamente que había sido sorprendida por los asaltantes en su aparcamiento y que estos le habían atacado. Según apuntaron fuentes policiales, «la mujer se puso muy nerviosa y tras caer en varias contradicciones terminó admitiendo la autoría de los hechos».

Las mismas fuentes señalaron que esta residente «sufre de problemas psicológicos derivados de problemas familiares». Del mismo modo, la paiportina «había pinchado en varias ocasiones su propio vehículo, así como el de su marido y su suegro, con el objetivo de no levantar sospechas en la comunidad».

La supuesta autora «sufre problemas psicológicos» y fue puesta ayer en libertad tras prestar declaración

Según pudo saber este periódico, la arrestada, que quedó en libertad ayer, llegó incluso a «autolesionarse», con el objeto de dar credibilidad a sus testimonios, y advirtió de que estos falsos asaltantes «portaban navajas y cuchillos».

La primera edil del municipio, Isabel Martín quiso «dar las gracias y felicitar a la Policía Local y la Guardia Civil por las tareas realizadas en este caso». En esta línea, la regidora recalcó que «desde el primer día que aparecieron ruedas pinchadas ambos cuerpos han trabajador de manera coordinada para intensificar la vigilancia en el barrio».

Algunos residentes destacaron su sorpresa a este periódico tras ser conocedores de la noticia, ya que «no existe ningún tipo de problema entre los vecinos y dicha propietaria». Los afectados añadieron también que «la familia ha venido ocultando los problemas psicológicos que podría sufrir dicha residente, y nada nos ha hecho sospechar de ella como la causante, no damos crédito a lo sucedido».

Los vecinos habían estado llevando a cabo «patrullas vecinales» por los garajes de la comunidad y habían exigido al Consistorio «el aumento de la seguridad en el barrio». Precisamente, en la última reunión aprobaron instalar una red de 54 cámaras de seguridad en los garajes.

Fotos

Vídeos