Denuncian el ataque a un participante en la agresión homófoba de Picassent

La víctima, tras la agresión en Picassent, con un collarín. / lp
La víctima, tras la agresión en Picassent, con un collarín. / lp

Uno de los implicados sufre «una vendetta» después de que sus familiares advirtieran de «amenazas de muerte del entorno de las víctimas»

DANIEL NAVARRO PICASSENT.

Familiares de uno de los participantes en la agresión homófoba contra una pareja gay que iba cogida de la mano en las fiestas de Picassent han denunciado una «vendetta» contra el menor, que fue «golpeado por un joven, amigo de la pareja homosexual, este sábado».

De acuerdo con la denuncia presentada ante la Guardia Civil, este vecino, que se encontraba en la entrada de un bar, junto a la calle Marqués de dos Aguas, «fue empujado por una chica, la cual le recriminó la pelea inicial». Según la versión del denunciante, señaló que «me tacháis de algo que no soy», queriendo asegurar que no era una persona homófoba.

A continuación, y según relató el joven, «otra persona salió del local, el cual era amigo de las víctimas, y le golpeó fuertemente en el cuello, provocando que se cayera al suelo». «Porque estás denunciado sino te reventaba», aseguró el agredido que le dijo.

Tal y como señala el parte de lesiones, el joven sufre «contusiones en el trapecio izquierdo» y «dolor en las cervicales»; y como consecuencia del golpe, debe llevar un collarín.

«Ha sido una vendetta», lamentan los familiares, que ya avanzaron a LAS PROVINCIAS, que desde el incidente inicial «las amenazas de muerte por parte del entorno de las víctimas eran constantes».

Según la familia, y tal y como consta en la denuncia previa, entre los mensajes recibidos se encuentran «te están buscando, si no soy yo la que te atropelle va a ser otro, pero atropellado» o «corre como Forest Gump, porque como te encuentre vas a llorar». En la misma línea, los afectados confirmaron que recientemente «varias personas lanzaron piedras a su casa, en mitad de la noche, y huyeron con un vehículo, sin poder reconocerlos».

«Lamentablemente ha pasado lo que advertimos que iba a pasar», señaló un familiar, que censuró que «la gente se esté tomando la justicia por su mano, y no estén respetando el proceso en marcha».

«No puede ser que nos rijamos por el ojo por ojo y diente por diente, hay unas denuncias presentas y se tienen que dejar que avancen con normalidad, sin juicios públicos paralelos», manifestó.

El familiar subrayó que «todo esto demuestra que verdaderamente aquello nofue una agresión homófoba, si no fruto del enorme consumo de alcohol que se hace en las fiestas de este pueblo, sin que haya apenas control por parte de las autoridades competentes».

Además, lamentó que «estas personas se estén escudando en un delito de odio, cuando realmente no tiene nada que ver» y recordó que «esto no beneficia nada al colectivo LGTBI, entre los que hay verdaderos ataques por este motivo».

La familia explicó que este joven «no participó en la agresión inicial» contra la pareja gay que fue asaltada al grito de «maricones de mierda» y detallaron que «solo intentó calmar los ánimos hasta que se desató una pelea en la que se involucró mucha gente».

Sin embargo, de acuerdo con la pareja, «este joven, sí estuvo en la pelea». Asimismo, apuntaron que «ni ellos, ni sus familiares, han tenido nada que ver con las amenazas, los ataques a la vivienda de este vecino de Picassent, ni con la reciente agresión». También, recalcaron que «esta familia miente» y señalaron que «hemos puesto otra denuncia, ya que esta persona nos volvió a insultar este fin de semana».

Fotos

Vídeos