La Conselleria aplaza de nuevo las obras del CEIP Carraixet hasta enero

El colegio CEIP Carraixet en obras. / lp

Educación pide ayuda económica al Ejecutivo para llevar a cabo la instalación de los colectores de agua en la infraestructura

DANIEL NAVARRO ALMÀSSERA.

La Conselleria de Educación ha vuelto a retrasar la reanudación de la obras de ampliación en el CEIP Carraixet, las cuales fueron paralizadas a finales de julio para «adaptar el proyecto a la nueva normativa de los códigos de eficiencia energética, la cual fue puesta en marcha de manera posterior a la redacción del plan del centro y había quedado obsoleta dada su antigüedad».

En esta línea, tal y como informó el alcalde del municipio, Ramón Puchades, en el último pleno, la idea inicial de que los trabajos volvieran a ponerse en marcha en el mes de septiembre está descartada y «no se espera que las obras se retomen hasta dentro de tres meses», lo que alargaría el paro hasta el próximo mes de enero de 2018.

De igual manera, desde la Generalitat demandaron ayuda económica al Consistorio para ejecutar la instalación de los colectores de agua en el centro, lo que supondría para las arcas municipales una suma cercana a los 26.000 euros.

«Estamos estudiando de que manera se pueda pagar, si es necesario se hará, pero tenemos que ver de que forma financiamos esta partida», señalaron desde la concejalía de Educación.

Asimismo, apuntaron que «la idea es que si todo sale conforme a los plazos previstos, si las obras se retoman en enero, la ampliación esté terminada para el mes de mayo». «La idea es poder llevar a cabo el traslado a este centro durante los meses de verano y que la comunidad educativa ya pueda hacer uso de la escuela durante el próximo curso escolar».

La nueva paralización ha dejado en evidencia la falta de comunicación entre ambas administraciones, ya que de hecho la última paralización de los trabajos no fue comunicada al propio Ejecutivo hasta pararse los mismos.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 4,6 millones de euros, tendrá nueve clases de Infantil y 18 de Primaria, mientras que la capacidad máxima será de 810 puestos escolares.

La obra contempla el derrumbe del actual edificio de Infantil y su nueva construcción, la ampliación del de Primaria y la construcción de nuevas dotaciones como un comedor.

Fotos

Vídeos