Consejeros de Egusa estudian reprobar a su presidente por la crisis en Saplaya

Uno de los barcos inmovilizados por Egusa en el puerto de Port Saplaya. / lp
Uno de los barcos inmovilizados por Egusa en el puerto de Port Saplaya. / lp

La oposición de Alboraya busca seguir negociando con los amarristas y acusa al PSPV de romper el diálogo «de manera unilateral y sin hablar con el resto de formaciones»

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

Al partido socialista de Alboraya se le sigue complicando la crisis abierta en la marina de Port Saplaya, provocada por el aumento de las tarifas de uso de la instalación y que ha causado que decenas de amarristas se hayan negado a pagar dichas tasas o se hayan trasladado a otros puertos.

Tal y como pudo saber este periódico, varios delegados de las formaciones municipales presentes en el consejo de Egusa, la firma municipal de Alboraya y encargada de la gestión de la zona, estudian llevar a cabo una reprobación del presidente del Consejo de Administración del ente, el socialista Tino Martí, por la manera en la que está gestionando la situación y después de «suspender de manera unilateral las negociaciones con los afectados, sin consultar ni avisar al resto de formaciones presentes en el órgano». Además, y con el objetivo de desbloquear la situación en Port Saplaya, las formaciones se muestras partidarias de seguir sentándose a hablar con aquellos usuarios del puerto contrarios a las tarifas marcadas.

De esta manera, se abre un escenario en el que los delegados del Partido Popular, Ciudadanos, Compromís y Esquerra Unida, podrían llegar a un acuerdo válido sobre los pagos, que se apruebe en el órgano de gestión de Egusa, todo ello al margen de los dos representantes designados por el Partido Socialista, actualmente al mando del gobierno municipal.

En esta línea, se mostraron desde Ciudadanos, que acusaron al responsable de «haber reventado el proceso de negociación con los amarristas», a raíz de unas declaraciones hechas en LAS PROVINCIAS en las que aseguraba que «estaba harto de los clientes que no pagaban» y les pedía que «se marchen del puerto». Desde Cs apoyaron «nombrar a representantes en una nueva comisión para avanzar en este tema». También los populares criticaron las actuaciones de Martí por «negarse a sentarse con los propietarios» y respaldaron «buscar un acuerdo intermedio entre ambas partes, al margen de los responsables socialistas».

Por su parte, desde Compromís, se mostraron favorables «a seguir avanzando en las negociaciones» y aseguraron tener «buena voluntad» de entendimiento». De igual manera «censuraron» que el presidente de Egusa «actuara al margen de todos los partidos». También desde Esquerra Unida avanzaron que «se sentarán con los amarristas» y criticaron las actuaciones de Martí.

Precisamente, el alcalde de la localidad, Miguel Chavarría, quiso mantener distancias con Martí al subrayar que «los consejeros no tienen ninguna relación con los partidos», eludiendo así que los mismos son designados por las formaciones. De igual manera, pidió a los amarristas afectados que se reunieran con él, un encuentro que los usuarios del puerto ya han solicitado por registro de entrada en el Ayuntamiento de Alboraya.

Fotos

Vídeos