Un conductor que quintuplicaba la tasa de alcohol y un incendio, alertas de Nochevieja

M. COSTA

valencia. El cambio de año ha dejado en la comarca de l'Horta decenas de controles de alcoholemia, algunos con resultado positivo, altercados sin consecuencias graves y un incendio que se produjo ayer en Alaquàs al arder el local de una 'filà' de moros y cristianos.

La Policía Local de Alboraya interceptó ayer, tras varios requerimientos vecinales, a un vehículo cuyo conductor «casi quintuplicaba la tasa de alcohol permitida».

El referido conductor llegó a poner «en serio peligro, en varias ocasiones, a peatones que transitaban por la acera», según explicaron fuentes policiales de la localidad.

Los agentes abrieron diligencias policiales para «dar cuenta a la autoridad judicial competente por un presunto delito contra la seguridad vial». «Una vez más la colaboración ciudadana ha sido fundamental», destacaron desde el cuerpo.

Por otro lado, en la localidad de Alaquàs se produjo ayer un incendio en una planta baja, en concreto, en un local utilizado por una 'filà' de moros y cristianos.

El fuego se dio por controlado unos minutos antes de las diez de la mañana y afectó a la cocina y al techo con vigas de madera, así como a un pequeño almacén. Acudieron a sofocar el fuego efectivos de Torrent y Paterna.

Por otro lado, en la localidad de Paterna la celebración de Nochevieja transcurrió «sin incidentes de consideración» con el dispositivo de seguridad policial puesto en marcha en el entorno de la carpa instalada por el Ayuntamiento.

También se realizaron «diversas pruebas de alcoholemia en distintos puntos de la población, de las cuales algunas dieron positivo y se produjeron algunas molestias en algunas fiesta privadas pero que no derivaron finalmente en ninguna denuncia», explicaron fuentes municipales consultadas.

Fotos

Vídeos