Condenados a seis años de cárcel por abusar de una menor en Museros

A ambos se les prohíbe acercarse a cualquier lugar que frecuente la joven y comunicarse con ella en diez años

D. NAVARRO MUSEROS.

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a dos hombres a seis años, cada uno, por la violación de una menor de 16 años en la localidad valenciana de Museros, uno como autor de un delito de agresión sexual y otro por cooperador necesario, delito que ambos admitieron al inicio del juicio.

Según una sentencia de la Sección Tercera, remitida ayer por el Tribunal Superior de Justicia valenciano, en ambos casos concurre la atenuante de haber admitido el delito y tanto a A.H.F como a R.D.S. se les ha prohibido acercarse a mil metros de la víctima o contactar con ella durante diez años.

El tribunal ha condenado a A.H.F, sin antecedentes penales, a seis años de prisión como responsable en concepto de autor de un delito de agresión sexual ya definido, con la citada atenuante, y al pago de la mitad de las costas, idéntica pena que a R.D.S, también sin antecedentes, en concepto de autor por cooperador necesario para llevar a cabo la ejecución de la violación a dicha menor. Además, a ambos se les prohíbe acercarse a mil metros de la víctima y su domicilio, lugar de trabajo o cualquier lugar que frecuente, así como de comunicarse con ella por cualquier medio, por un periodo de diez años.

La sentencia señala como hechos probados que el 23 de diciembre de 2013 ambos condenados fueron al domicilio de A.H.F en Museros, junto al hermano menor de este y otro amigo también menor de edad, y posteriormente llegó la víctima, entonces de 16 años.

De acuerdo con la denuncia «nada más entrar la joven en la vivienda, uno de los menores cerró la puerta con llave, y entre los agresores la llevaron a la fuerza a uno de los dormitorios, en donde la echaron al suelo; y entre todos, le bajaron el pantalón y le quitaron el resto de la ropa, subiéndola a continuación a la cama, donde se consumaron los hechos delictivos referidos en la sentencia.

Todo ello, mientras «los demás se reían y la sujetaban y la joven gritaba que pararan sin dejar de moverse para intentar soltarse», hasta que los agresores finalmente la soltaron.

Los hechos declarados probados son constitutivos de un delito de agresión sexual, previsto y penado en los artículos 178, 179 y 180.1.2ª del Código Penal, del que son responsables los condenados.

Fotos

Vídeos